Sube hasta los 1.026,08 euros la pensión media en Castilla y León, por debajo de la media nacional

Sube hasta los 1.026,08 euros la pensión media en Castilla y León, por debajo de la media nacional

El número de prestaciones en el último año sube en la Comunidad un 0,56%, hasta las 613.723
|

La pensión media se situó en Castilla y León a 1 de junio en 1.026,08 euros, una cantidad inferior a la media del conjunto de España, que alcanzó 1.033,03 euros, tras una subida del 2,42 por ciento respecto al mismo periodo del año precedente, incremento que a nivel nacional fue del 2,18 por ciento, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y recogidos por Ical.


El número de pensiones en la Comunidad aumentó un 0,56 por ciento en tasa interanual, hasta las 613.723. Del total, el 63 por ciento (391.351) corresponde a jubilación, con una pensión media que asciende a 1.177,24 euros. Por incapacidad permanente son 46.492 pensiones (992,35 euros); por viudedad, 152.544 (732,46 euros); por orfandad, 19.483 (450,31 euros); y en favor de familiares, 3.853 (614,81 euros).


Por provincias, la pensión media más alta se registra en Valladolid, con 1.146,74 euros; seguida de Burgos, con 1.101,18 euros. A continuación, Palencia (1.050,28 euros); León (1.021,85 euros); Soria (974,89 euros); Segovia (972,59 euros) y Salamanca (954,51 euros). Por debajo de los 900 euros de pensión media se encuentran la provincia de Ávila (897,53 euros) y Zamora (867,69 euros).


En cuanto al número de pensiones, León figura a la cabeza, con 140.512 (-0,11 por ciento), por delante de Valladolid con 116.442 (+1,1 por ciento). Le siguen Burgos con 90.818 (+0,6 por ciento); Salamanca, con 80.621 (+1,00 por ciento); Zamora, con 48.040, (-0,67 por ciento); Palencia, con 42.485 (+0,48 por ciento); Ávila, con 38.755 (+0,89 por ciento); Segovia, con 33.771 (+1,96 por ciento), y Soria, con 22.279 (+0,35 por ciento).


A nivel nacional, la nómina mensual de las prestaciones contributivas de la Seguridad Social ascendió a 10,18 millones de euros a 1 de junio, un 3,22 por ciento más que el mismo mes del año pasado. Más de dos tercios de la nómina, 7,32 millones de euros, se destinaron al abono de las pensiones de jubilación. Esta cuantía experimentó un crecimiento del 3,76 por ciento en los últimos doce meses.


A pensiones de viudedad se destinaron 1,74 millones de euros, un 2,45 por ciento más que en junio de 2020. La nómina de las prestaciones por incapacidad permanente, por su parte, se situó en 944,09 millones de euros (0,68 por ciento), mientras que la de orfandad supuso 142,88 millones (2,58 por ciento) y las prestaciones en favor de familiares, 26,27 millones de euros (3,73 por ciento). De las 9,85 millones de pensiones contributivas abonadas a 1 de junio (un 1,02 por ciento más que en junio de 2020), 6,16 millones son de jubilación, 2,35 millones de viudedad, 949.983 de incapacidad permanente, 342.930 de orfandad y 43.610 en favor de familiares.