El Salvador da por finalizados los entrenamientos en una temporada con 2.000 test de antígenos
Foto CR El Salvador: El equipo sub’10 de SilverStorm El Salvador posa a la finalización de la última sesión de entrenamiento de la temporada en los campos de Pepe Rojo.

El Salvador da por finalizados los entrenamientos en una temporada con 2.000 test de antígenos

La inversión en materiales para la prevención de la covid-19 ha supuesto para el club unos 15.000 euros
|

Con la llegada de las fechas estivales se pone fin a una nueva temporada de entrenamientos por parte de la Escuela y de la Academia del Club de Rugby El Salvador, que, gracias a los esfuerzos de todos los involucrados -entrenadores, managers, jugadores y sus familiares, y voluntarios del Club- se ha conseguido llevar a buen puerto, sorteando la amenaza de la pandemia, y con el objetivo prioritario de garantizar la seguridad.


“Hemos hecho un importante esfuerzo por parte de todos los estamentos del Club, y también de índole económica”, destacaba el gerente blanquinegro, Fernando Suárez. “La inversión en materiales de protección, tales como mascarillas, geles de desinfección, test contra la enfermedad y papeleras para depositar los materiales de desecho ha superado los 15.000 euros, pero nos satisface ver que hemos conseguido llevar a cabo la temporada de entrenamientos con normalidad”.


Con más de 100 sesiones de entrenamiento en cada una de las categorías desde el comienzo de la temporada en octubre, arrancando las competiciones a medida que las circunstancias lo han ido permitiendo, el esfuerzo de los encargados de cada categoría, dividiendo a los grupos en burbujas aisladas para prevenir posibles contagios y manteniendo unas estrictas medidas de seguridad, la campaña se puede calificar como un éxito.


Parte fundamental de estos logros son los voluntarios del Club. “Empezamos el año con dudas e incógnitas, con dificultades los primeros días para coordinar todo al milímetro, pero hemos ido evolucionando a la vez que la pandemia, acoplándonos a las medidas requeridas por las autoridades”, destacaba el coordinador de voluntariado de El Salvador, David Mateos.


Mateos añadía que “ha sido un gran reto, uno de los más grandes a los que ha hecho frente el Club. Que las categorías base hayan podido entrenar ha sido una satisfacción, con todos yendo como un equipo a por la misma meta. El agradecimiento a los más de 40 voluntarios que lo han hecho posible es fundamental”.

El coordinador de voluntariado blanquinegro destacaba también que “durante la temporada ha habido dificultades, pero las hemos sabido solventar en todo momento, tanto desde el grupo general de voluntariado como desde los grupos específicos de cada categoría. No es cuestión de unas pocas personas, sino del gran equipo de voluntariado con el que hemos contado”.


“Nos hemos encontrado con dificultades propias de algo desconocido, tanto por parte del Club como en el aspecto sanitario, pero el sentido común y la responsabilidad han sido decisivos para salir adelante”, aseguraba la médico del Club y responsable del equipo contra la pandemia, Patricia Legido. “Hemos llevado a cabo entre 60 y 180 test cada semana, sumando un total superior a los 1 850, con menos de un 0’5% de positivos, en su inmensa mayoría relacionados con actividades extradeportivas, lo que es motivo de satisfacción”.


Legido añadía que “empezaba la temporada con incertidumbre, y creo que podemos terminarla con dos reflexiones. En primer lugar, podemos decir que la práctica del rugby es segura y no supone un riesgo incrementado de transmisión de COVID. En segundo lugar, tal y como expresa perfectamente el lema de nuestro club la única opción ante las situaciones adversas es la de luchar y trabajar juntos”.


Otro soporte fundamental para haber conseguido llevar a buen puerto la temporada ha sido el comportamiento de los familiares de los jugadores: “Los padres y madres de los jugadores han tenido que hacer frente a limitaciones que no existen en condiciones normales, pero todos las han acatado y han contribuido a conseguir el objetivo. Queremos agradecerles por ello, y por la confianza que han depositado en el Club”, aseguraba la vicepresidenta, María Morán.


Tras la pausa estival, ya se comienza a preparar la nueva temporada de entrenamientos de la Escuela y la Academia del Club, con la vista puesta en conseguir que sea, al igual que la recién terminada campaña 2020/21, sea un completo éxito, contando con todas las medidas de seguridad necesarias.