El PSOE propone la apertura de comedores escolares durante el verano para los menores en riesgo de exclusión

El PSOE propone la apertura de comedores escolares durante el verano para los menores en riesgo de exclusión

La consejera de Familia critica al PSOE por plantear un “debate reiterado” cuando la Junta “atiende a cualquier familia y menor, durante el invierno y el verano, entre semana y los fines de semana”
|

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, defendió hoy la red de protección de familias y las ayudas extraordinarias a las entidades locales como mejor forma de atender a los menores en riesgo de pobreza y exclusión porque se trata de ayudas que “atienden y protegen a todos, menores y familias”, frente al PSOE que reclamó al Gobierno autonómico la apertura de los comedores escolares durante el verano para esos menores en riesgo de exclusión.


En el debate en las Cortes entre Blanco y la procuradora socialista Consolación Pablos, a colación de la pregunta de esta última sobre las actuaciones que va a realizar la Junta para paliar “la vulnerabilidad que sufren los menores en situación de pobreza y riesgo de exclusión con el fin del curso escolar”, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades respondió que la Junta trabaja “para proteger a las familias en riesgo de exclusión todos los días del año”.


Por un lado, a través de la red de protección de familias, que atendió en 2020 a 174.000 familias que engloban a 344.000 personas y que, en caso de que “se escape alguna familia o menor a la red de protección”, se cuenta con la Red Centinela que ya el año pasado atendió a tres menores de dos familias con las ayudas de emergencia.


Se refirió asimismo Blanco a las ayudas extraordinarias, habilitadas el pasado año con la pandemia por valor inicialmente de 1,2 millones de euros, que después se ampliaron hasta los 20 millones que se destinaron a las entidades locales para este fin, y por las que 21.174 familias fueron atendidas, incrementándose “notablemente” el número de familias atendidas con las ayudas de emergencia.


Por ello, la consejera de Familia señaló que la pasada semana el Consejo de Gobierno aprobó destinar tres millones de euros a las corporaciones locales para estas ayudas de emergencia, “para que cualquier familia y menor, durante el invierno y el verano, entre semana y en fines de semana, esté atendido”.


“Porque si un menor tiene necesidades, la familia las tiene y nuestra obligación es atender y proteger a todos ellos”, aseguró Blanco, frente a un “debate reiterado y repetido” sobre la apertura de los comedores escolares en verano ante el que la Junta no es partidaria porque “no se trata de estigmatizar a los menores o de dejar de alimentar o apoyar a las familias”. Por ello Blanco reiteró su defensa de las ayudas extraordinarias a las corporaciones locales, “que son las que ejercen esas competencias” para atender “a todas las familias”.


El hambre infantil “no coge vacaciones”


No se mostró satisfecha con la respuesta inicial Consolación Pablos, ya que la procuradora socialista señaló que “el hambre infantil no coge vacaciones” y que, por ello, “cualquier gobierno que se precie, en el nivel que sea, tiene que tener como prioridad la defensa de los menores”.


Puso como ejemplos los programas del Ayuntamiento de Valladolid o del Gobierno en España para “garantizar la alimentación, el ocio y la cultura a los niños en riesgo de pobreza”, frente a una Junta de Castilla y León a la que acusó de “delegar responsabilidades en ayuntamientos y ONG mientras sus acciones se difuminan en una red de protección a la familia que tiene agujeros y por la que no puede asegurar, aquí y ahora, que ningún niño en Castilla y León deje de pasar hambre en verano”.


Por todo ello, Pablos recomendó al Gobierno autonómico que ponga en marcha “un programa de atención integral a menores y que tenga abiertos los comedores escolares todo el año”, de cara a que “el hambre coja vacaciones en Castilla y León”. “Nosotros se lo aplaudiremos”, concluyó.