​Zamora exportó por valor de 86 millones en el primer cuatrimestre del año, un 13% más que antes de la pandemia
Foto: ICAL

​Zamora exportó por valor de 86 millones en el primer cuatrimestre del año, un 13% más que antes de la pandemia

Los productos lácteos suponen el 70% de las exportaciones a terceros países
|

Juanma de Saá / ICAL


La provincia de Zamora exportó por importe de 86 millones de euros durante el primer cuatrimestre del año, lo que supuso un 30 por ciento más de lo vendido a otros países de enero a abril de 2020 –un año en el que el valor de los productos exportados alcanzó los 240 millones- y un 13 por ciento más que en 2019, es decir, antes de declararse la pandemia de coronavirus, con todas sus consecuencias. “Eso es lo más interesante. Es decir, el comportamiento de las empresas exportadoras de Zamora y el volumen exportado van al alza”, según destacó la directora territorial de Comercio y del ICEX en Castilla y León, Isabel Clavero. “Hay una apuesta decidida por los mercados exteriores y las cifras así lo indican”, rubricó.


Según los datos oficiales, 500 empresas zamoranas exportaron sus productos entre enero y abril de este año, es decir, un cinco por ciento más que antes de la pandemia, y 137 de ellas, vendieron fuera sus productos de forma regular durante los últimos cuatro años. “A pesar de los pesares, las cosas se están recuperando, aunque 2021 está siendo un año todavía anómalo”, indicó Isabel Clavero.


El 80 por ciento de las exportaciones procedentes de la provincia de Zamora tuvieron como destino países de la Unión Europea y, dentro del 20 por ciento restante, destacaron los mercados de Oriente medio, con especial presencia de productos como la carne de ovino. A demás, los quesos y los vinos zamoranos suscitan un creciente interés en China.


El sector lácteo, con preeminencia de los quesos, “que tienen muy buen mercado allende los mares”, según indicó la directora territorial de Comercio, fue uno de los más destacados en la exportación zamorana, junto con las carnes frescas y refrigeradas y los animales vivos, además de productos industriales y tecnología. “El ICEX, como organismo nacional de promoción de la internacionalización, trabaja para todas las empresas españolas y, desde Valladolid, yo trabajo para toda Castilla y León”, aseguró Isabel Clavero. “Nos hemos visto reforzados con fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para potenciar mucho más la diversificación de mercados, la consolidación de empresas exportadoras, la formación y la capitalización humana, ya que es fundamental formar y retener el talento, además de atraer el talento de fuera, empresarios que quieran desarrollar aquí sus actividades y atraer inversión extranjera”, enumeró.


Igualmente, incidió en la importancia de que el ICEX se está “transformando” como organización para “estar más cerca” de las empresas. “Hemos reconvertido nuestras herramientas con la pandemia y somos cada vez más digitalmente cercanos y a la medida de las empresas. Animo a que nos consulten y nos pregunten porque hay mucha información a su alcance que es importante conocer antes de lanzarse a los mercados”, explicó.


Isabel Clavero hizo todas estas declaraciones en la Subdelegación del Gobierno en Zamora, acompañada por el subdelegado, Ángel Blanco, adonde acudió para presentar los últimos datos del comercio exterior en la provincia, además de tratar el emprendimiento de la mujer en el mundo rural, el número de empresas exportadoras, sectores y países a los que se exporta y novedades de las herramientas del ICEX para apoyar la internacionalización de las empresas.


Por su parte, Ángel Blanco comentó que, en lo que llevamos de 2021, se han duplicado los certificados de exportación de 2020, 500 frente a 251 del año pasado y que el aumento no se debe a la situación del Reino Unido, ya que no se computan los 87 certificados contabilizados. “El 70 por ciento de lo que exportamos a terceros países se refiere a lácteos y el 25 por ciento, a cárnicos, casi exclusivamente, a canales de cordero. 


El resto, a material genético, semen y embriones, subproductos de origen animal, como lana, y animales vivos para el sacrificio, como terneros”, detalló.


Además, hizo hincapié en el papel desempeñado por la mujer en el mundo rural. “Ha sido ejemplo del llamado trabajador invisible porque hacía las laboras domésticas, cuidaba a hijos y mayores, ayudan en las explotaciones no aparecían en ningún registro sin constar que habían trabajado”, expuso. “En Sanabria y en Aliste, las mujeres conocían el DNI de los maridos pero los maridos no conocían el de las mujeres. Las cosas están cambiando. En el Plan de Recuperación hay cuatro ejes y uno de ellos se refiere a la igualdad de género. Si en España no hubiese brecha de género, aumentaría el PB un 15 por ciento”, aseguró.