CSIF advierte de un incremento de llamadas al 016 durante la pandemia y condena la muerte por agresión machista en Valladolid

CSIF advierte de un incremento de llamadas al 016 durante la pandemia y condena la muerte por agresión machista en Valladolid

|

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se une a la enérgica condena, una vez más, de las agresiones machistas, tras el fallecimiento de una mujer de 55 años en el Hospital Clínico de Valladolid, por las puñaladas dadas -supuestamente- por su marido. De confirmarse esta muerte como violencia de género, será la primera víctima mortal de 2021 de la violencia de género en Valladolid, y la segunda en Castilla y León.


CSIF lamenta que la pandemia haya reducido el número de denuncias de violencia de género en toda España, que sumaron 1.323 en Valladolid en 2019 y 1.155 en 2020, según datos de la administración central.


Ha consultado a diferentes expertos, que aseguran que los datos reales sobre el número de casos de violencia machista no son optimistas. Por el contrario, ponen de manifiesto las dificultades añadidas que las víctimas han tenido durante los meses de confinamiento, para denunciar. Por encontrarse en casa bajo el control constante de sus agresores, por el miedo a que les pasara algo a sus hijos e hijas, o por la incertidumbre y dificultad para encontrar un empleo, muchas mujeres han dejado de denunciar estas situaciones, según CSIF.


El sindicato independiente ha participado en diferentes reuniones para analizar los problemas actuales en la lucha contra la violencia de género, y proponer mejoras para acabar definitivamente con la violencia de género. “Hemos reclamado más y mejores medios para prestar una atención integral a las víctimas desde los diferentes ámbitos (psicológico, jurídico, policial o laboral), para atender a todas las víctimas desde servicios de proximidad”, indica.


CSIF Valladolid viene trabajando en la formación de la figura del delegado o delegada sindical especializada en Igualdad y contra la violencia de género en los centros de trabajo, ya que en muchos casos puede convertirse en ese primer eslabón, que acompañe y asista, tanto en el ámbito público como en el privado, a las mujeres víctimas de violencia de género.


 En Valladolid, el número de llamadas que recibió el teléfono 016 en 2019 fueron 838 (240 en primer cuatrimestre y 124 de ellas en abril y mayo). En 2020 la cifra se elevó a 1.114, 351 en el primer cuatrimestre (en abril y mayo, justo los meses de confinamiento, 215 llamadas).


Asimismo, de enero a abril de 2021 (primer cuatrimestre) se recibieron 294 llamadas. Y van aumentando mes a mes, posiblemente por la progresiva relajación de las medidas restrictivas: 55 en enero, 58 en febrero, 81 en marzo y 100 en abril.


 Llama la atención, por tanto, “que los meses con más llamadas son los meses de confinamiento, en los que la mujer vivía ‘encarcelada’ y controlada por el agresor. Las llamadas no quedan reflejadas en el teléfono, por lo que podían llamar a escondidas en la cocina o en una habitación, o mientras el agresor dormía, tal y como ellas cuentan. Pero no era posible ir al juzgado”, explica CSIF.