​Detenidos dos miembros de una banda especializada en robos con fuerza en Burgos

​Detenidos dos miembros de una banda especializada en robos con fuerza en Burgos

|

Efectivos de la Policía Nacional de Burgos detuvieron a dos miembros de una banda especializada en robos con fuerza en Burgos. Se desplazaban por distintos puntos de la geografía española, utilizando un turismo y una furgoneta grande donde guardaban los efectos procedentes de los robos. Existe una requisitoria en vigor para la detención de otros dos individuos, según informaron hoy fuentes de la Subdelegación del Gobierno.


En colaboración con la Guardia Civil de Soria y de un pueblo de la provincia de Badajoz, que también tenían abiertas diligencias por hechos similares, se determinó la identidad de los cuatro presuntos autores, si bien hasta el momento se ha procedido a la detención de dos, de 35 y 24 años, ambos con numerosos antecedentes en distintas ciudades y localidades del territorio nacional.


Sobre los dos miembros restantes identificados, aún sin localizar, pesa una requisitoria, y también se les imputa la pertenencia a grupo criminal y comisión de robos con fuerza en Burgos. Con esta operación se ha podido esclarecer un total de cinco hechos ocurridos en esta ciudad.


Hace unos meses que policías de la Comisaría Provincial de Burgos desarrollaban una investigación a raíz de los robos que se habían llevado a cabo en varias naves del polígono industrial del barrio de Castañares. Agentes especializados en delitos contra el patrimonio mediante el uso de la fuerza iniciaron la gestiones para lograr el esclarecimiento de los hechos ocurridos en varias naves industriales, de las que los autores habían sustraído tres motocicletas, 5.000 euros en efectivo y numerosos efectos.


Se recogieron pruebas, analizando los daños y la manera en que estos se habían producido, llegando los investigadores a la conclusión de que todos los casos presentaban un mismo modus operandi, que hacía pensar que no era obra de una sola persona y que se trataba de los mismos autores en todos los casos. A medida que se fue avanzando en la investigación se pudo determinar que los autores formaban parte de un grupo criminal de carácter estable, dedicado y especializado en robos en naves radicadas en zonas despobladas o polígonos industriales.


De esta manera se averiguó que el grupo estaba compuesto por cuatro individuos varones, residentes en distintas localidades de la Comunidad de Madrid, que de forma itinerante, utilizando una furgoneta, propiedad de uno de ellos y un turismo, cometían estos ilícitos en distintas puntos del país.