Así será el tiempo en el verano 2021 que arranca este lunes

Así será el tiempo en el verano 2021 que arranca este lunes

|

El verano, que comenzará el lunes, 21 de junio, será más cálido de lo normal, con mayor probabilidad de calor cuanto más al sur, mientras que en lo que respecta a las precipitaciones será normal en casi toda España menos en el noroeste, donde la señal apunta que será más seco de lo habitual, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para los meses de julio, agosto y septiembre.


En la rueda de prensa estacional, la portavoz de la AEMET Beatriz Hervella, ha destacado que lo más probable es que el trimestre julio-septiembre la precipitación esté en el tercil más seco en el noroeste, lo que quiere decir que en esa zona lloverá menos de lo habitual, mientras que en el resto del país "no hay señal climatológica", de modo que espera que precipite "en torno a lo normal".


Sin embargo, Hervella ha comentado que la "capacidad de la predicción estacional es especialmente buena en cuento a temperaturas" y "en este momento" indica con alta fiabilidad que hay mayor probabilidad de que la temperatura media del verano se encuentre en el tercil más cálido en toda España, pero con mayor probabilidad cuanto más al sur.


Según explica, esto significa que hará más calor del normal cuanto más al sur, pero en toda la geografía el verano tendrá un carácter cálido respecto a la climatología habitual.


"Es una predicción similar a la del año pasado, en la que pronosticamos que sería entorno a 0,5ºC más cálido de lo normal de media en España, y finalmente terminó con una anomalía térmica positiva de 0,9ºC", ha comparado la portavoz, que insiste en que la anomalía será más alta "cuanto más al sur". De hecho, ha precisado que por ejemplo, en Sevilla se espera una temperatura media en los tres meses de 28ºC.


Esta predicción estará en línea con la que los modelos pronostican para el conjunto de Europa que esperan que el trimestre julio-septiembre "con una señal muy clara" haga más calor de lo normal en el centro de Europa y con mayor probabilidad en el sur de Europa.


Así, el verano llegará el lunes, a las 05.32 horas, tras la segunda primavera más seca del siglo en España y la cuarta menos lluviosa desde que hay registros, según ha explicado el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo que indica que ocho de las diez primaveras más cálidas en España desde que hay registros se han dado en este siglo XXI.


El portavoz ha indicado que la temperatura media de los meses marzo-junio ha sido en el conjunto del país 12,5ºC, lo que supone 0,4ºC más de lo normal. Sin embargo, por zonas no ha sido igual en todo el territorio, ya que resultó cálida en la vertiente atlántica; muy cálida en puntos del centro y norte peninsular, sur y oeste de Extremadura, mitad occidental de Andalucía y en las islas Canarias occidentales. Por el contrario, la primavera que está a punto de terminar tuvo un carácter frío en las vertientes cantábrica, mediterránea y en Baleares.


En cuanto a precipitaciones, ha señalado que fue la segunda más seca de este siglo, "por detrás pero muy cerca" de la de 2005 y la cuarta más seca desde que hay registros, con un valor medio de 114 litros por metro cuadrado, lo que significa que ha llovido dos terceras partes de lo normal (un 33% menos).


En este caso también hubo una distribución irregular de las lluvias, puesto que fue húmeda o muy húmeda en el extremo sureste peninsular y Baleares. De hecho en Alicante ha sido extremadamente húmeda: la más lluviosa desde que hay registros y supera a la anterior más húmeda que fue hace tan solo dos años, en 2019. En Castellón, por ejemplo han tenido un récord en el número de días de lluvia, con 37 jornadas.


Sin embargo, fue seca, muy seca o extremadamente seca en el resto del país. Destacan en ese sentido la mitad oriental del País Vasco, Navarra y el noroeste de Huesca, donde ha sido la más seca desde que hay registros. De hecho, en el País Vasco y Navarra, junto con Rota (Cádiz) han tenido la primavera más seca de su historia.


Por meses, Del Campo señala que el mes más seco fue marzo cuando llovió un 63 por ciento menos de lo normal; seguido por mayo, cuando llovió un 41% menos y abril, que registró apenas un 1 por ciento menos precipitaciones de lo normal.


Estas características se han reflejado también en el número de horas de sol que, "curiosamente" e "igual que el año pasado", fueron más abundantes en el noroeste que en el este de la Península. Del Campo ha informado de que la primavera ha sido más soleada de lo normal en la mayor parte de España pero especialmente en Galicia, mientras que en Levante ha estado más nublado y con menos horas de sol de lo habitual.


"Ha sido una distribución extraña de las horas de sol", ha reconocido el portavoz que, ha citado que La Coruña tuvo 655 horas de sol esta primavera (114 más que la media), frente a las 652 horas en Castellón (91 horas menos); mientras que en Valencia alcanzaron las 683 horas de sol, unas cuantas menos que las 697 horas de sol contabilizadas en Pontevedra.


Esta situación, que se produjo también en 2020 está siendo objeto de estudio por la AEMET por si puede empezar a suponer una tendencia o un cambio de comportamiento atmosférico, sin que de momento haya ningún resultado.


Con todo, el portavoz constata que el año 2021 está siendo "muy cálido" en cuanto a temperaturas, con una media que supera en 1,2ºC a la normal hasta el 13 de junio, de modo que a estas alturas ya se sitúa como el sexto más cálido en España desde 1961.


En cuanto a las precipitaciones, en su conjunto está siendo un año normal, aunque con un 8% menos de media de lo habitual, con la característica de que las lluvias se reparte de manera "muy desigual". "2021 está siendo más seco de lo normal en el tercio norte y más lluvioso de lo normal en el tercio este y en el sureste", ha resumido.


LA PRIMAVERA MÁS CÁLIDA EN EL MUNDO
Los portavoces de la AEMET, en la rueda de prensa trimestral, han analizado asimismo el carácter climatológico de este año a nivel mundial. Así, Hervella ha destacado que desde que hay datos el mes de marzo fue el octavo más caluroso a nivel mundial; abril, el séptimo más cálido y mayo el quinto en el ranking.


Sin embargo, la climatología en Europa no se comportó de igual modo, ya que la portavoz ha señalado que en marzo las temperaturas se acercaron a la media, mientras que abril fue el más frío en el continente desde 2003 y mayo se quedó asimismo por debajo de la media. Todo ello hace que aunque a nivel mundial fue la más cálida, en Europa ha sido la más fría desde 2013 y la cuarta más fresca desde 1998.


AÑO HIDROLÓGICO 2020-2021
Por otro lado, Del Campo ha informado de la evolución del año hidrológico que comenzó el 1 de octubre de 2020 hasta el 15 de junio, del que ha dicho que está teniendo un carácter en torno al normal, aunque con un 9 por ciento menos de lluvias de la media y "prácticamente" en todas las cuencas hidrográficas hay déficit de precipitaciones, en particular en las del sur y en el Pirineo oriental, mientras que, por el contrario, en el noroeste albergan un superávit del 4 por ciento.


OLAS DE CALOR
Por último, ha destacado que a diferencia de las primaveras pasadas en las que en junio ya comenzaron las olas de calor, de momento este año no se ha registrado ninguna. No obstante, Del Campo ha dicho que este fenómeno se ha duplicado en la presente década respecto a la pasada, ya que se ha pasado de los 6 o 7 días de media a los 14 días de media en la actualidad y que en la década 2001-2011 hubo 12 olas de calor, frente a las 22 de la década 2011-2021.