Auvasa lamenta la "ausencia total de propuestas formales por la parte social" que bloquea el conflicto
Álvaro Fernández Heredia, gerente de Auvasa

Auvasa lamenta la "ausencia total de propuestas formales por la parte social" que bloquea el conflicto

|

En el sector de conductores el seguimiento ha sido del 82% (un 75% en la mañana y un 94% en la tarde) y residual en el resto de los sectores de la empresa: talleres (33%), administración (0%), servicios (0%) e inspección (25%).


Para realizar estos cálculos se han tenido en cuenta los datos oficiales de las 61 personas nombradas que no tuvieran asignados servicios mínimos, de las cuáles 41 secundaron los paros, dando un resultado global del 67%.


Mañana se darán los datos definitivos, si bien no se esperan grandes cambios.


Ayer, jueves 17 de junio, el seguimiento global de los paros fue del 54% distribuido, según sectores, de la siguiente manera: conducción (72%), talleres (0%), administración (16,7%), servicios (0%) e inspección (0%).

La base del cálculo empleada para ofrecer estas cifras son los datos oficiales de las 63 personas nombradas que no tuvieran asignados servicios mínimos, de las cuáles solo 34 secundaron los paros.


Llama la atención que en los datos que facilita el Comité de Empresa, representante de la totalidad de los trabajadores, se excluya sistemáticamente a gran parte de sus representados, no considerando ni al total de conductores ni del resto trabajadores de otros sectores.


La afección al servicio en el día de hoy ha sido mayor que en días anteriores, producida, principalmente, por las dos manifestaciones que han transcurrido por la ciudad y que, a pesar de la escasa afluencia de manifestantes, han tenido impacto en el tráfico. Si bien, la valoración por parte de AUVASA es positiva al no haberse producido incidentes ni haber provocado una afección importante en el desarrollo del servicio. Los servicios han registrado altas ocupaciones en algunas líneas entre las 13:30 h. y las 15:00 h., no habiéndose superado en ningún momento los aforos establecidos por la Junta de Castilla y León. En cuanto a los retrasos en las frecuencias, hay que señalar que ha habido una demora de 2/3 minutos en diferentes líneas y 10 minutos en la 18/19.


La motivación de los paros es la pretensión por parte de algunos de los sindicatos que componen el Comité de Empresa de que se mantenga la bolsa de conductores del año 2015 a pesar de que ésta tenía como fecha de caducidad la de una nueva convocatoria y a pesar también de que las personas que están en esa bolsa aceptaron estas condiciones por escrito con su propia firma.


Pese a la voluntad negociadora de la Dirección de la Empresa, las conversaciones permanecen estancadas debido a la ausencia total de propuestas formales por la parte social. Una vez comprobada la insolvencia de sus planteamientos jurídicos, que contravienen la doctrina fijada por el Tribunal Supremo, y habiendo tenido conocimiento de la problemática desde diciembre se hace, cuanto menos, difícil entender que se hayan convocado paros y movilizaciones antes si quiera de estudiar la cuestión. El Comité de Empresa cuenta con toda la información que ha ido solicitando desde hace semanas, incluido el número de jornadas necesarias para cubrir el servicio.


En la reunión celebrada ayer a petición de la Dirección de Empresa, los planteamientos trasladados por la parte social han ido en la línea de retrasar futuras contrataciones hasta que los 18 trabajadores accedieran a puestos fijos. Para alcanzar este objetivo, el Comité de Huelga ha propuesto que las jornadas a cubrir necesarias fueran realizadas por el resto de trabajadores actuales recibiendo una compensación de 200 euros por jornada trabajada, o bien, permitiendo devolver estas jornadas ampliando sus períodos de vacaciones en quince días. Dado que la estimación de jornadas necesarias para lo que queda de año asciende a 2.980 y para el que viene a 3.305 jornadas, si la propuesta es finalmente formalizada, la empresa estudiará su viabilidad y solvencia.


Por último, la Empresa denuncia públicamente que ha recibido informaciones de coacciones, intimidaciones y amenazas hacia trabajadores que no desean secundar los paros a las que se unen las denuncias realizadas por el sindicato CSIF.