Carbayo pide la reforma del sistema de cooperación para recoger de forma adecuada el papel que desempeñan los ayuntamientos
Carbayo, en el centro de la imagen, en el Senado

Carbayo pide la reforma del sistema de cooperación para recoger de forma adecuada el papel que desempeñan los ayuntamientos

El alcalde salmantino comparece en el Senado y defiende que las entidades locales sean las canalizadoras del compromiso solidario de los ciudadanos
|

El alcalde de Salamanca y presidente de la Comisión de Cooperación al Desarrollo de la FEMP, Carlos García Carbayo, ha pedido hoy en el Senado una profunda reforma del sistema de cooperación al desarrollo con el fin de que recoja adecuadamente el papel imprescindible que desempeñan los gobiernos locales.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Cooperación Internacional al Desarrollo de la Cámara Alta, García Carbayo ha defendido que las entidades locales son canalizadoras de la solidaridad de los ciudadanos y, en este sentido, se ha referido a los más de 100 millones de euros que los ayuntamientos aportaron al Desarrollo en el año 2019.

El regidor salmantino ha señalado que la citada reforma del sistema de cooperación debe trabajar para adecuarlo a los nuevos consensos internacionales y europeos, como la Agenda 2030 o la Nueva Agenda Urbana, entre otros compromisos comunes en cuya consecución los ayuntamientos constituyen actores fundamentales.

García Carbayo ha indicado que con esta reforma se debe procurar también la mejora de la coordinación de los diferentes actores que participan en la Cooperación al Desarrollo y, en este sentido, ha abogado porque estas políticas sean una competencia compartida real en España.

En nombre de la Comisión de Cooperación al Desarrollo de la FEMP, de la que es presidente, García Carbayo, ha comentado que aunque la legislación vigente recoge que la cooperación debe ser una competencia compartida, es necesario avanzar hacia la mejora de los instrumentos y herramientas que permitan una mayor eficacia y la eficiencia del sistema.

“La reforma legislativa debe de insistir en realizar un esfuerzo para armonizar la normativa actual que incide en el ejercicio de la acción de la cooperación internacional, incluso la Ley de Subvenciones, y la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada y se clarifique el papel real de la cooperación local en la generación de territorios igualitarios y sostenibles”, ha dicho.

En este sentido, ha concluido que desde la FEMP se propone que la reforma del sistema de cooperación recoja de forma explícita la existencia de la cooperación descentralizada como factor determinante y estructural, que identifique de forma explícita la cooperación descentralizada local.

Finalmente, García Carbayo ha reivindicado que “las entidades locales necesitamos fondos estatales para sufragar los gastos extraordinarios que hemos tenido que realizar para hacer frente a la pandemia. Necesitamos recursos que complementen nuestros castigados presupuestos. Sabemos gestionar bien el dinero: hemos demostrado un acertado uso de los fondos europeos cuando hemos tenido la oportunidad de gestionar proyectos con los mismos. Es unánime la reclamación de la FEMP de dotar de estos fondos extraordinarios a las entidades locales y de reclamar un mayor porcentaje de distribución de los fondos de resiliencia. Reforzar nuestras arcas permitirá también abordar nuevos programas de cooperación al desarrollo y extender nuestra solidaridad”.