Zamora se blinda ante San Pedro: más controles y vigilancia en toda la ciudad

Zamora se blinda ante San Pedro: más controles y vigilancia en toda la ciudad

|

La Junta de Seguridad Local se ha reunido esta mañana en el Ayuntamiento de Zamora con el objetivo de coordinar el operativo de cara a las Ferias y Fiestas de San Pedro, cuyas actividades comienzan mañana. 


Unas fechas que estarán marcadas por la situación generada por el coronavirus, pero con la vuelta a una relativa normalidad, que tiene como consecuencia la recuperación de algunas de las actividades festivas, la suspensión de otras, y el mantenimiento de las medidas de prevención y seguridad establecidas por las autoridades sanitarias. La Junta de Seguridad ha estado presidida por el alcalde, Francisco Guarido, y ha contado con la asistencia del subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, la concejala de Seguridad al Ciudadana, Concha Rosales, el técnico de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, José María Barrios, y los mandos de Policía Municipal, Guardia Civil, Policía Nacional, Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja de Zamora.


"No cabe duda de que las Ferias y Fiestas tienen este año un carácter singular, después del pasado año en que no se pudieron celebrar, pero sin que sea posible recuperar la normalidad anterior, lo que se espera alcanzar el próximo año", según manifestó el alcalde.


En lo que respecta los principales actos de concentración de personas que organiza el Ayuntamiento en la plaza de la Catedral, las aceñas de Cabañales o el auditorio Ruta de la Plata, Francisco Guarido aseguró que "están perfectamente protocolarizados" en cuanto a medidas de aforo, distanciamiento y seguridad, de acuerdo con la actual fase del estado de alarma; al tiempo que estarán suprimidas las hogueras de San Juan  o las habituales concentraciones de las peñas, por lo que no deben producirse grandes problemas. No obstante, se establecerá un sistema de información y vigilancia por parte de la Policía Municipal, para evitar que se produzcan actos que no estén autorizados.


El subdelegado del Gobierno dijo que, por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, se hará especialmente hincapié en la labor informativa, preventiva y de control "para evitar que se cometan delitos o situaciones de abuso hacia las personas y determinados colectivos". Por parte de la Guardia Civil habrá un reforzamiento de las medidas de control del tráfico en las vías de acceso a la ciudad, así como de control de drogas y alcohol, para lo que contarán con apoyo de un helicóptero de vigilancia de la DGT. Y aunque en esta ocasión no habrá 'puntos violetas', para la información y prevención de la violencia de género, si habrá espacios seguros en los que se va a informar y sensibilizar sobre el problema de la violencia, por parte de los agentes de las policías Nacional y Municipal. Angel Blanco destacó, no obstante, el comportamiento responsable de los jóvenes zamoranos durante el estado de alarma, "lo que origina cierta confianza en que no vaya a haber tampoco problemas durante las fiestas".