CEOE Cepyme se reúne con las Escuelas Católicas para reforzar el vínculo empresarial con la FP
Víctor Yenes, secretario general de CEOE Cepyme de Salamanca

CEOE Cepyme se reúne con las Escuelas Católicas para reforzar el vínculo empresarial con la FP

El anteproyecto de la futura Ley de Ordenación e Integración de la Formación Profesional se abordó en la reunión
|

El secretario general de CEOE CEPYME Salamanca, Víctor Manuel Yenes, ha mantenido un encuentro telemático con los representantes de ocho centros salmantinos que imparten Formación Profesional (FP), pertenecientes a la red de Escuelas Católicas de Castilla y León, con el fin de reforzar la relación que mantiene el tejido empresarial salmantino con el desarrollo de estos estudios.

Durante su intervención, el secretario general de la Confederación ha subrayado la importancia que tiene para el desarrollo de la FP la colaboración de los empresarios como figuras transmisoras de su experiencia profesional, así como puerta de entrada a que los estudiantes puedan realizar sus prácticas profesionales en las empresas salmantinas.

“Nuestros empresarios son los mentores ideales para que cualquier alumno de FP pueda dar sus primeros pasos como profesional en prácticas. Desde CEOE CEPYME Salamanca impulsamos decididamente esta medida y daremos todas las facilidades para que su aplicación se lleve a cabo en el mayor número de empresas de la provincia”, explica Víctor Manuel Yenes, quien ha estado acompañado de los técnicos de las Asociaciones Empresariales más importantes de la provincia, entre ellas: AESCON (Construcción), AESLUX (Instalaciones Eléctricas y de telecomunicaciones), AESTIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), ASECOV (Comercio), AESAT (Talleres y Concesionarios o AESFONCA (Fontanería y Calefacción).

Esta reunión entre los empresarios salmantinos y las Escuelas Católicas ha abordado igualmente la nueva realidad surgida tras la aprobación del Anteproyecto de la Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional.

CEOE CEPYME Salamanca considera un acierto que la norma recoja las demandas históricas del sector empresarial para conseguir acercar aún más la FP a las necesidades de las empresas, como es el impulso de la FP Dual, la vinculación de los centros con las empresas, la participación de los interlocutores sociales en el desarrollo del sistema, la revisión del actual modelo de orientación o la internacionalización e interrelación con el sistema universitario.