Fallece el histórico socialista salmantino Luis Calvo Rengel
El histórico militante socialista Luis Calvo Rengel

Fallece el histórico socialista salmantino Luis Calvo Rengel

Concejal, diputado y fundador de Salamanca Memoria y Justicia
|

El que fuera veterano e histórico socialista de Salamanca Luis Calvo Rengel fallece a los 90 años de edad, ayer miércoles en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca, y tras casi toda una vida de entrega y dedicación a los ideales socialistas y lucha por los derechos y las libertades en nuestra provincia. 


Fue concejal del Ayuntamiento de Salamanca en el equipo de gobierno que encabezó como alcalde Jesús Málaga, y en la institución provincial ocupó la Vicepresidencia formando parte del equipo que dirigió Juan José Melero como presidente al frente de la Diputació. En el aspecto de cargos orgánicos, Luis Calvo Rengel ocupó un importante papel en diversas Comisiones Ejecutivas de carácter local, provincial y regional tanto en el PSOE como en el sindicato UGT.


Además fue fundador de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia y en todo lo que tenía que ver con las exhumaciones de asesinados durante la Guerra Civil y el franquismo. Donde, además de una reconocida labor y gestión, lideró y fue autor de importantes trabajos de investigación sobre las personas represaliadas por el régimen y la dictadura franquista en la provincia de Salamanca, recogidos en su obra titulada, 'Semillas de libertad'. Asociación a la que seguía vinculado hasta el mismo día de su muerte como presidente de honor.


El 22 de julio de 1936 su padre fue detenido por el bando sublevado por su afiliación al partido socialista y por formar parte del comité creado en la ciudad para hacer frente a la sublevación militar. Luis Calvo lo visitó varias veces en la cárcel antes de que fuera fusilado en octubre de 1937.


Desde siempre se dedicó a los jóvenes  de la ciudad en los años de la dictadura, por medio del deporte. Vivió en la calle Descubridores y fue un ejemplo como vecino del barrio de la Vega.


Es conocido por el secuestro que en 1987 sufrió en Aldeadávila de la Ribera cuando se acercó al municipio para mostrar su apoyo en contra del proyecto IPES.


Despedida de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia


Hay vidas que pasan a tu lado sin que se note su presencia, ni tan siquiera una pequeña brisa que denoten
que están allí. Pero hay otras, que entran en tu vida como un huracán, que hacen que todo tu ser se
remueva, y te hagan tomar constancia de lo importante que es esa persona para ti, ves como su lucha se
convierte en tu lucha, y sus reivindicaciones son también las tuyas, Esa persona era Luis Calvo Rengel.
Su fallecimiento nos ha dejado huérfanos de esa parte de nuestra vida, que está relacionada con la lucha
por los derechos de las víctimas del franquismo, pero nos ha dejado un gran legado y su semilla ha dado su
fruto.
Continuaremos su trabajo con toda la dignidad posible, para hacer honor a su memoria.
Si hay alguien que define la Memoria Histórica en Salamanca, ese era Luis Calvo Rengel, luchador desde
muy niño por la memoria de su padre, Juan Calvo Moronta, víctima de la crueldad franquista, fusilado en la
tapia del cementerio de Salamanca. Posteriormente y desde sus diferentes puestos en la Diputación,
investigando todo lo sucedido en la provincia de Salamanca, recogiendo testimonios de los familiares,
alcaldes y concejales de los municipios de la provincia de Salamanca, reflejado en su escrito 'Semillas de
Libertad', que hoy más que nunca se hace imprescindible su lectura, para conocer el enorme trabajo que
llevó a cabo durante toda su vida, trabajo que sirvió para recuperar la memoria de los que pretendieron
fueran los grandes olvidados, y que gracias a Luis fue posible que su historia fuera recogida para nunca
olvidarla.
Gracias a Luis Calvo Rengel por su trabajo, su dedicación y la defensa de una causa tantas veces criticada,
pero sagrada para Luis, como la Memoria Histórica.
Gracias por todo lo que generosamente nos diste, por tu ejemplo y tus enseñanzas. Siempre estarás en
nuestro corazón.
Un abrazo enorme para ti allí donde estés