Castilla y León apostará por atraer refugiados e inmigrantes para combatir la despoblación

Castilla y León apostará por atraer refugiados e inmigrantes para combatir la despoblación

|

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha anunciado esta mañana en Zamora que el Gobierno de la Junta presentará su nueva estrategia sobre despoblación en el mes de septiembre. Un plan que, según sus propias palabras, pasará por "muchísimas políticas distintas", que hagan posible revertir la situación en nuestra Comunidad. Crea oportunidades de empleo en los jóvenes, mejorar las infraestructuras, descentralizar las administraciones, el retorno de los hijos de los mayores de 50-55 años o la atracción de los inmigrantes son algunas de las propuestas que plantea el vicepresidente de la Junta.


De hecho, Igea ha manifestado su intención de activar una política que atraiga a refugiados e inmigrantes y "potenciar su talento". Es más, el vicepresidente considera que "no podremos salir de esta situación" sin ellos y solo fijando población castellana y leonesa. Para la Junta será necesario "ser capaces de atraer" personas inmigrantes y refugiados con políticas de innovación y así "generar transferencia de conocimiento". 


Por otro lado, dentro de ese plan que se prepara desde el gobierno autonómico se apostará por aprovechar la "ola" provocada tras la pandemia para fijar población, en referencia a que Castilla y León ha tenido, "por primera vez en 20 años", un balance positivo con respecto al número de residentes en el territorio. "Un momento sorprendentemente esperanzador", considera el vicepresidente, y que espera que sirva para implementar una serie de políticas que "hagan posible revertir la situación", y este escenario que la pandemia ha dejado no se quede "en un momento coyuntural". 




Por otro lado, el vicepresidente ha recalcado que el problema de la despoblación no solo afecta a Castilla y León, sino que supone "el mayor reto político al que se enfrentan España y la Unión Europea". Igea considera que "hay que atender el reto demográfico aquí, en Finlandia, en Suecia y en Alemania". Unas palabras que ha lanzado para pedir a los distintos responsables públicos que para afrontar el reto demográfico será necesario "sacar la política del frentismo", y trabajar todos a una. Algo que ejemplifica en su reunión esta misma mañana en Zamora con el secretario general para el Reto Demográfico, Francesc Boya, y de la que ha asegurado que ha sido "muy fructífera".