La Junta Directiva de la Hostelería de Valladolid acusa a la presidenta de “posibles irregularidades” y mantiene su fecha para la Asamblea General
La Junta Directiva de APEHVA en la rueda de prensa de esta tarde

La Junta Directiva de la Hostelería de Valladolid acusa a la presidenta de “posibles irregularidades” y mantiene su fecha para la Asamblea General

|

Continúa la guerra en la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid. Más, tras la rueda de prensa que ha ofrecido en la tarde de este martes la Junta Directiva de APEHVA, en bloque, enfrentada desde hace unas semanas con la actual presidenta de la Asociación, María José Hernández.


La Junta Directiva en voz de Emilio Martín, vicepresidente primero, de Amalio del Pozo, vicepresidente segundo, y de Ana García, secretaria, han leído un manifiesto dividido en tres bloques en el que han hecho un repaso al estado de la asociación primero, después han hablado de “posibles irregularidades” por parte de la presidenta y, por último, han vuelto a recalcar que la Asamblea General tendrá lugar el próximo 28 de junio, para proceder a la renovación total de la Junta Directiva de APEHVA. 


Nuestra Asociación está secuestrada desde marzo de 2020, al no querer celebrar la presidenta las distintas reuniones que obligan los estatutos para el buen funcionamiento de esta”, ha asegurado Amalio del Pozo, en el comienzo de la lectura de dicho comunicado.


Además ha añadido que “las decisiones que se han llevado a cabo en estos meses las ha tomado la presidenta sin informar ni consensuar con la Junta” llegando a una situación “en la que la Junta Directiva está bloqueada por la presidenta que actúa de forma independiente al régimen de control de la Asociación”, han apuntado.


“Posibles irregularidades”


La Junta Directiva ha afirmado que “hay constancia del incumplimiento de los estatutos en cuanto a la convocatoria de los órganos de gobierno de la Asociación” ya que “la Asamblea General Ordinaria de 2020 se ha celebrado el pasado 4 de febrero” y han añadido que “tampoco se han llevado a cabo las reuniones de la Junta General que se fijan en los estatutos”.


Se han venido incumpliendo los protocolos de los pagos a realizar debido a que se ha dispuesto de fondos sin la autorización mediante firma conjunta de presidente, tesorero y contador, según consta en la contabilidad,  por un valor en total de 751.66 euros en el año 2020 y 1.011,70 euros en el año 2021 sin tener aprobados los presupuestos de esos años”, reza el comunicado. Por ello, según el artículo 20º.16 de los estatutos de la Asociación, la Junta Directiva decidió “mandar un escrito” a María José Hernández informándole “sobre  las causas de la cancelación  de la tarjeta de la asociación” por, han apuntado, el “uso poco ético que había estado llevando a cabo” y para “evitar que siguiera repitiéndose”.


Sobre las presuntas “irregularidades”, Emilio Martín, vicepresidente primero, no ha querido entrar en detalles y ha apostado por informar antes a los asociados de las decisiones y a que “estos se manifiesten” en la Junta General.


No se trata de mucho o poco sino por qué. Cualquier tipo de cobro o pago debe ir firmado por los diferentes órganos: tesorero y contador y hay cargos que no están firmados. Es cuestión de que hay unos gastos sin tener las cuentas aprobadas. Cuando tocas el dinero de todos, la explicación debe dárselas a todos los asociados”, ha añadido Martín.


El comunicado asegura además, en este segundo punto, que la presidenta “ha utilizado sin autorización el certificado digital de la Asociación para sus trámites personales”.


Asamblea General


La Junta Directiva, en la rueda de prensa, ha asegurado que el pasado 17 de mayo  se celebró una  Junta General en la que se iba a tratar la aprobación de las cuentas de 2020 y los presupuestos de 2021 y a determinar la fecha de la Asamblea General y ha acusado a María José Hernández de no “dar explicaciones sobre determinados asuntos”.


En la reunión se fijó la convocatoria de Asamblea General Extraordinaria para el 28 de junio basándose en el artículo 20.5 con potestad para la Junta Directiva de “decidir la celebración de reuniones extraordinarias de la Asamblea General y fijar el orden del día de estas y de las ordinarias”. Ante lo cual, la presidenta hizo llegar una convocatoria para el 24 de junio de 2021 a la secretaria de APEHVA, en el que “se observan diversas irregularidades” que “no cumplen con los estatutos de la Asociación”, puntualizan. 


La Asamblea será, por lo tanto, el 28 de junio y en ella se renovarán la presidencia y el 50% de las vocalías. Hasta el momento hay dos candidatos a la presidencia: Jaime Fernández y Lola Paunero, habrá que esperar para saber si María José Hernández se presenta finalmente o no.



María José Hernández denuncia una campaña de "difamación" para apartarla 


La presidenta de la Asociación de Hostelería de Valladolid, María José Hernández, a través de un comunicado recogido por El Español Noticias de Castilla y León, ha dado su versión de los hechos asegurando que el 17 de mayo se celebró una Junta General que fue suspendida “ante los insultos del vicepresidente 2º y el uso de la fuerza física de la secretaria”, y añadiendo que ese mismo día “seis vocales solicitaron convocar una nueva Junta General el 7 de junio” contestando la propia presidenta que “no podrá celebrarse por encontrarse representando a Valladolid en la Federación regional de Segovia”.


Hernández ha añadido que en ese momento “fue apartada de todas sus funciones” y “comenzó una campaña de desprestigio” hacia ella “con el único fin de apartarla de su cargo por intereses personales” y “evitando la legalidad de unas elecciones libres dentro de la Asociación”.


La actual presidenta de los hosteleros de Valladolid asegura que La Junta General convocó una Asamblea General Ordinaria “para el 28 de junio” a lo que ella contestó enviando una carta a la secretaria y a los asociados “poniéndoles en conocimiento de las irregularidades en la convocatoria” y convocando Asamblea General para el “24 de junio” que “no fue cursada por la secretaria”.


Además, añade, que “la Junta Directiva advirtió en una carta a los trabajadores de la Asociación de que las órdenes directas las recibirán de la secretaria” y añade que se le ha sido “retirada la tarjeta de crédito” para “hacer frente a los gastos de representación de Madrid Fusión” y se la “impide enviar desde la Asociación cartas o correos electrónicos a los asociados para informarles de la situación en la que la actual Junta General está poniendo a la Asociación”.


“Esta campaña pública de desprestigio de doce miembros de la Junta Directiva tiene como único fin que María José Hernández no pueda presentarse de nuevo al cargo, difamando su persona y su gestión, con actos de descrédito, deshonra y menosprecio primando los intereses personales de quien pretende acceder al cargo de presidente al margen de la legalidad de unas elecciones libres y transparentes en la Asociación”, añade el comunicado en el que la actual presidenta defiende que “ha dejado su salud y todo su trabajo” en representar a la Hostelería de Valladolid.