El PSOE califica la gestión de PP y Cs como "decadente y guiada exclusivamente por intereses particulares"
El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Luis Mateos

El PSOE califica la gestión de PP y Cs como "decadente y guiada exclusivamente por intereses particulares"

El portavoz socialista asegura que la acción política del Gobierno municipal se basa en el sectarismo y acusa a sus responsables de descoordinación y de falta de ambición para mejorar la ciudad y generar empleo y oportunidades
|

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca considera que la gestión de PP y Ciudadanos durante los dos primeros años de la presente legislatura se caracteriza por su decadencia, por su falta de ambición y por estar únicamente guiada por la defensa de los intereses particulares de muy pocos a costa del esfuerzo de la mayoría de la ciudadanía salmantina.


El portavoz socialista, José Luis Mateos, ha realizado una valoración pública de la actividad del equipo de Gobierno municipal cuando se cumple la mitad de su mandato, fecha en la que “cabe preguntarse si estamos mejor o peor, si el pacto de intereses que alcanzaron para gobernar ha mejorado en algo la calidad de vida de los salmantinos o, sencillamente, no ha servido para nada”. A juicio de los socialistas, el resultado es evidente, ya que “hay menos empleo y oportunidades y lo que hay es un Ayuntamiento con una gestión cada vez más opaca y sectaria”.


Mateos ha comenzado recordando que las elecciones municipales de mayo de 2019 arrojaron unos resultados que demostraron una voluntad clara por parte de la ciudadanía, “un mensaje en el que se apostaba por el cambio y la regeneración política en el Ayuntamiento de Salamanca tras tres décadas de hegemonía lastrante de gobiernos del PP”. Sin embargo, “los concejales de Ciudadanos cometieron un error al hacer oídos sordos y venderse literalmente a los intereses de los populares”.


Dos años después, “viven en una crisis permanente que demuestra su inestabilidad, pese a sus exageradas muestras de cariño”. De hecho, “han sufrido tres bajas en dos años, todo un récord: nada más empezar les dimitió la número 2 de Ciudadanos, meses después dimitió otro concejal de Ciudadanos que formaba parte del equipo de Gobierno y hace un mes, el concejal de Fomento, del PP”.


Según los socialistas, además de la descoordinación habitual entre los miembros del Gobierno municipal, “la actitud de ambas formaciones al frente del Ayuntamiento de Salamanca es aislada y aislante: aislada porque viven ajenos a la realidad de lo que sucede en la ciudad y aislante porque sus decisiones no responden a las demandas vecinales ni a los problemas reales de la ciudadanía”.


En este sentido, “las políticas del PP han generado una ciudad a dos velocidades: hay barrios de primera y de segunda y hay personas privilegiadas por pensar lo mismo que ellos”. Este resultado, ha apuntado Mateos, se debe a su sectarismo y a una falta de gestión real: “Cada año quedan pendientes de ejecutar millones de euros en obras, hay expedientes que caducan sin que se recupere el dinero de los salmantinos, hay actuaciones que se retrasan si no es año electoral, abusan cada vez más de los contratos menores fomentando el caciquismo y la devolución de favores con dinero público, privatizan servicios municipales para dejarlos en manos de empresas de sospecha connivencia con responsables del PP… por no hablar de su compromiso de convertir a Salamanca en una ciudad verde, tan falso como el césped artificial que colocan en algunos barrios”.


A día de hoy, ha continuado Mateos, “el PP está más preocupado por la propaganda, por hacerse fotos y por lo que ocurre en otros puntos de España y boicotear al Gobierno, que por gestionar el día a día de los salmantinos, que es en lo que debería centrar todos sus esfuerzos”. Sin embargo, “son incapaces de reivindicar a las administraciones más cercanas, como a la Junta de Castilla y León, para que finalice definitivamente el hospital, construya los centros de salud de Prosperidad y El Zurguén o lleguen las inversiones prometidas para desarrollar el Puerto Seco”.


En definitiva, el portavoz socialista se ha mostrado tajante al concluir que “más que un alcalde, García Carbayo parece un títere al servicio del PP y del cortijo de Mañueco, ante quien permanece callado y sumiso porque le debe su puesto y el de algún familiar cercano”, mientras que los concejales de Ciudadanos “a lo que aspiran es a que el PP les coloque en algún lado y en eso basan su acción diaria, en intentar hacer méritos para conseguirlo”.


Frente a este contexto, el Grupo Municipal Socialista pone en valor su papel en el Ayuntamiento de Salamanca y su capacidad propositiva, ya que está demostrando ser “el más activo de la democracia”. A mitad de legislatura, es el que más iniciativas ha trasladado al Pleno municipal, más de cien en dos años, a lo que hay que sumar el trabajo diario en comisiones informativas, reuniones y encuentros habituales con colectivos y agentes sociales y económicos para dar respuesta a las necesidades que presenta la ciudad.


Además, cabe recordar que en la sesión plenaria celebrada en abril del año pasado 2020, el PSOE fue el impulsor del acuerdo político en el Consistorio salmantino para afrontar de manera decidida las consecuencias más negativas de la pandemia de la COVID-19, con medidas para la reactivación económica y la protección social de las personas en situación de vulnerabilidad.


“Salamanca merece más que un pacto de intereses particulares entre PP y Ciudadanos, merece un proyecto esperanzador y de futuro, una planificación estratégica para generar empleo y oportunidades y más ambición por mejorar la ciudad”, ha asegurado Mateos, al tiempo que ha garantizado que el Grupo Municipal Socialista seguirá trabajando tal y como ha hecho desde el inicio de la legislatura, “con la responsabilidad de fiscalizar la acción de gobierno y exigir responsabilidades, pero también en el camino de ofrecer alternativa a tres décadas en blanco y negro y construir una Salamanca mejor, con mayor calidad de vida, integradora y donde de verdad prime la defensa de los intereses generales”, ha finalizado.