​ La Diputación de Salamanca, "obligada" a devolver una subvención para atención social durante esta pandemia
El portavoz socialista en la institución provincial, Fernando Rubio, acompañado por la diputada Beatriz Martín

​ La Diputación de Salamanca, "obligada" a devolver una subvención para atención social durante esta pandemia

El equipo de gobierno del PP encabezado por Javier Iglesias obligada a devolver la mitad de los dos millones de euros recibidos como subvención en el segundo Fondo Extraordinario Covid-19 para entidades locales tras ser incapaz de destinarlos, o gastarlos en el plazo establecido
|

Nuevo episodio de la flagrante falta de gestión del equipo de gobierno del PP en la Diputación de Salamanca, según ha denunciado hoy en rueda de prensa el portavoz socialista en la institución provincial, Fernando Rubio, acompañado por la diputada Beatriz Martín, tras tener que verse obligado a devolver la mitad de la subvención de dos millones de euros, otorgada de manera directa y correspondiente al segundo Fondo Extraordinario Covid-19, destinada a políticas sociales y combatir las secuelas y las consecuencias de la pandemia en la provincia de Salamanca.


En concreto, ha revelado el portavoz del Grupo Socialista, se ha tenido que devolver 969.000 euros de los 1.990.153 euros concedidos, “algo que han tratado de ocultar y que hemos conocido tras la firma del decreto de reintegro por parte del presidente Javier Iglesias”, ha dicho Rubio, por ser incapaces de destinar dicha cantidad a los fines para los que dicha subvención iba destinada, y que no eran otros que la concesión de ayudas sociales tanto a ciudadanos, como a ayuntamientos o centros, en materia de alimentación, exclusión, integración, compra de material y equipos de defensa y lucha contra el Covid-19 en la provincia, demostrando una vez más, ha dicho Rubio, que no están a lo que deberían estar, “gobernar la casa y generar beneficios a los habitantes de la provincia a pesar de las necesidades que existen, y ahora más que nunca”.


El señor Iglesias y el equipo de gobierno del PP vuelven a mostrar “una tremenda e  innombrable incapacidad para gobernar”, ha continuado, incapaces no solo de buscar y administrar fondos propios para cubrir necesidades y prestar servicios sino también para gestionar lo que desde fuera le conceden a la Diputación “y que al final tienen que devolver”.


Esta es la situación en la que se encuentra la Diputación de Salamanca, ha hecho público el portavoz socialista, donde gobierna, “o más bien no gobierna” el PP. Es qué no hay necesidades en la provincia, se ha preguntado Fernando Rubio, para tener que devolver las ayudas que nos conceden, “nosotros creemos y reivindicamos que sí, y el señor Iglesias deja en el más absoluto de los abandonos a la provincia, cortando de raíz el cubrir dichas necesidades y la prestación de servicios, permitiéndose el lujo de no gastar fondos e inversiones que nos han llegado sobrevenidos por parte de otros gobiernos”.


Luego, ha continuado el portavoz de los socialistas, el PP obliga y lleva a algunos de sus alcaldes, “los de relumbrón pero no los de las zonas rurales o los pequeños municipios y representantes del territorio de verdad” a protestar ante las puertas del Congreso en Madrid exigiendo fondos al Gobierno cuando “los fondos que llegan a esta casa, la Diputación de Salamanca, se devuelven”.


Fernando Rubio ha achacado este hecho, que ha calificado como falta de diligencia y de gestión, además de “muy lamentable”, a que el equipo de gobierno y su presidente, Javier Iglesias, está a otras cuestiones como “pasearse por los juzgados para declarar sobre corruptelas y trapicheos” tras, presuntamente, recaudar cuotas a los cargos públicos de su partido y favorecer a Mañueco en las primarias que le catapultaron como candidato a la Junta, “utilizan la Diputación como una subsede del Partido Popular” ha remachado.


El portavoz socialista ha insistido en esta acusación recordándole al presidente Iglesias que la Diputación es una institución provincial de Salamanca, de todos los salmantinos y salmantinas, ha remarcado, “y no la Diputación del PP de Salamanca”.


“Por favor señores del PP y señor Iglesias” ha apelado el dirigente del PSOE para concluir, “ocúpense de esta casa, pónganse a trabajar en beneficio de la provincia y de los salmantinos y salmantinas”.


La subvención perdida y que se ha tenido que devolver, ha explicado la diputada provincial Beatriz Martín, corresponde a las ayudas directas correspondientes al segundo Fondo Extraordinario Covid-19 destinadas a las entidades locales y provinciales para gastos en servicios sociales. Un Fondo que tenía una cuantía de 20 millones de euros, casi dos de ellos le correspondieron a la Diputación de Salamanca, y de los que se ha tenido que devolver la mitad, “por ser incapaces de gestionar y de destinarlo a los fines para la que fue concedida a pesar de las múltiples necesidades que existen en este sentido y el gran número de demandas de los alcaldes y los pequeños ayuntamientos por los gastos a los que han tenido que hacer frente para atender a los ciudadanos”.


La Diputación, ha añadido Martín, ha sido incapaz de justificar y gestionar el gasto de esta subvención en su totalidad, “casi dos millones de euros” y ha tenido que devolver la mitad a la administración otorgante a pesar que tenía desde el 14 de marzo hasta el 31 de diciembre del pasado año 2020 para hacerlo.


Entre los destinos para emplear la subvención, “y que han sido incapaces”, se incluía la contratación de equipos de acción social, personal de refuerzo Covid-19 para atender necesidades de la población en la prestación de servicios de proximidad, teleasistencia, ayuda a domicilio, cuidados residenciales, obras de adaptación, rehabilitación, mantenimiento y limpieza en centros sociales, compra de equipos de protección individualizada y para, “quizás una de las finalidades más importantes en estos momentos” ayudas a combatir la exclusión social y de emergencia para familias, menores, alimentación infantil y víctimas de violencia de género o personas sin hogar.


Las posibilidades para emplear la subvención “eran muchísimas como se puede ver” ha indicado la diputada provincial socialista, “podrían haber solucionado graves situaciones a muchos ciudadanos de nuestra provincia pero han sido incapaces, además de insensibles, y han tenido que devolver el dinero en vez de ayudar a las personas” ha finalizado, “no tiene justificación alguna”, y por esto, ha indicado, desde el Grupo Socialista se ha pedido al presidente de la Diputación, Javier Iglesias, explicaciones inmediatas donde se aclare las razones por la que los ciudadanos de Salamanca no han podido beneficiarse de unas ayudas que ha calificado como imprescindibles y muy necesarias, “tiene que dar la cara y explicarles a los alcaldes” por qué ellos han tenido que sacar de sus arcas municipales el dinero para dar ayudas en alimentos, atenciones y prestación de servicio cuando él y su equipo de gobierno han sido incapaces de gestionar lo que la sociedad demandaba y los fondos que han llegado a la Diputación de otras administraciones, “ esto es intolerable” ha concluido.