La llegada de una DANA provocará intensas tormentas en Castilla y León

La llegada de una DANA provocará intensas tormentas en Castilla y León

Las lluvias afectarán especialmente a la Comunidad desde el miércoles
|

Este fin de semana se ha caracterizado por fuertes tormentas en el interior de la Península Ibérica, que han vuelto a provocar daños en algunas zonas, debido al granizo y a las fuertes rachas de viento. Según Samuel Biener, experto de Meteored, parece que esta inestabilidad va a continuar esta semana. Varios descuelgues de aire frío alojados en las capas altas de la troposfera provocarán tormentas fuertes, con potencial para dejar de nuevo problemas.


Y es que mañana, la presencia de una DANA frente a las costas de Portugal, el calentamiento diurno y la convergencia de vientos en superficie -choque de vientos procedentes de direcciones opuestas- dispararán el desarrollo de tormentas intensas en zonas de montaña de la mitad norte peninsular, así como en la parte más septentrional de Castilla y León.


Las altas temperaturas seguirán siendo las protagonistas en este inicio de semana. Algunos puntos del valle del Ebro y del interior de Cataluña podrían alcanzar los 38 ºC, y en el centro y sur alcanzarán los 35 ºC.


Durante la jornada del miércoles, el embolsamiento de aire frío situado en el Atlántico será reabsorbido por una vaguada incrementando aquí aún más la inestabilidad, con fenómenos tormentosos de gran intensidad en el norte y noroeste de la Península que coincidirán con un descenso generalizado de las temperaturas.


El jueves comenzarán las tormentas más fuertes y generales


Para la segunda mitad de la semana, todos los escenarios meteorológicos posibles conducen a un recrudecimiento de los aguaceros, especialmente en el noroeste peninsular. El modelo de Meteored apuesta por el paso rápido de una nueva depresión entre el jueves y el viernes con tormentas muy intensas, remitiendo ya a lo largo del sábado.


Con esta disposición, para el jueves se prevén chubascos localmente fuertes, muchos acompañados de granizo, en la mitad norte y en el interior este de la Península, donde el abundante polvo sahariano en suspensión podría derivar, además, en 'lluvias de sangre'. Las temperaturas bajarán.


En la jornada del viernes las tormentas podrían ser intensas en Galicia, Cantabria, el norte de Castilla y León, La Rioja, Navarra y Pirineos. En cuestión de 48 horas, nuestro modelo prevé acumulados de lluvia cercanos a los 100 litros por metro cuadrado en algunas de estas zonas, preferentemente en áreas de montaña. Si esto sucede se producirán algunas inundaciones locales.


Se espera que entre el sábado y domingo mejore la situación, quedando chubascos y tormentas de menor entidad en la mitad norte. Canarias se quedará al margen del episodio de inestabilidad, sin descartar algunas lluvias muy puntuales en las islas de mayor relieve.