Guarido acusa a la Junta de poner trabas a Zamora para sacar adelante el Museo Baltasar Lobo, el Puente de Piedra o la trasera del Ayuntamiento

Guarido acusa a la Junta de poner trabas a Zamora para sacar adelante el Museo Baltasar Lobo, el Puente de Piedra o la trasera del Ayuntamiento

El alcalde de Zamora se queja del "exceso de celo" por parte de Patrimonio a la hora de dar luz verde a estos proyectos de reforma en puntos clave y obras históricas de la ciudad
|

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido ha mostrado esta mañana su hartazgo con la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, en relación a la aprobación de varios proyectos que el Consistorio tiene pendientes de su luz verde. Guarido se queja del "exceso de celo" de esta Comisión con respecto a los proyectos que promueve el Ayuntamiento de Zamora y acusa a Patrimonio de criticar criterios o ubicaciones de los mismos, "que nada tienen que ver con su función".


La queja de Guarido llega con respecto a la futura ubicación del Museo Baltasar Lobo, es decir, el antiguo Ayuntamiento de Zamora. El alcalde ha relatado como, el último de los capítulos de esta historia interminable con su creación pasa por la ponencia técnica de Patrimonio. En ella, al Ayuntamiento se le exige ahora un mapa de diagnóstico de la piedra de fachada de dicho edificio. Algo que para Guarido carece de sentido teniendo en cuenta que el proyecto del Museo "solo afecta a una rehabilitación del interior del edificio". Algo que el Consistorio ha conocido el 8 de junio, según el relato de Guarido, y que difiere a las comunicaciones anteriores, donde el Ayuntamiento sí había recibido otra serie de correcciones técnicas, pero "no se había notificado la necesidad de este estudio de la fachada".


Para Guarido la Comisión Técnica de Patrimonio "debería ayudar más y poner las cosas más sencillas, independientemente de que les guste más o menos la ubicación del Museo". Y es que el alcalde acusa a Patrimonio de entorpecer la salida adelante del futuro Museo de Baltasar Lobo por no estar de acuerdo con la ubicación definitiva del mismo. 


El siguiente paso del Ayuntamiento para desatascar el tema ha sido enviar un comunicado a la delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián, tanto verbalmente como por Registro, para dar salida a este tema. El Consistorio "está dispuesto" a hacer ese mapa de patologías de la fachada, pero el alcalde espera que "sea un elemento complementario" a la reforma de edificio, ya que la "columna vertebral" del proyecto es la reforma interior del Ayuntamiento. Es decir, que Guarido espera no tener que unir ambas cosas, porque "nos obligaría a demorar muchísimo" el proyecto, ya que el Ayuntamiento tendría que modificar la cuantía económica y añadir aún más documentación. 


Más trabas en el Puente de Piedra y la trasera del Ayuntamiento


Pero las críticas a Patrimonio no han terminado aquí. "Como refuerzo" a los argumentos dados por el alcalde de Zamora sobre las trabas de la Comisión al Ayuntamiento, Guarido ha querido recordar también los proyectos del Puente de Piedra y la trasera del Consistorio, también retrasadas en su reforma por cuitas con la Junta.


El alcalde ha relatado sobre el Puente de Piedra que, el 14 de diciembre de 2017 una ponencia técnica daba el visto bueno del cambio de pavimento, solo a falta de añadir que los sillares fueran corridos y no enterizos, es decir, en forma de gran bloque de piedra. Algo que, "era más caro", el Ayuntamiento asumió dentro del proyecto que había realizado el arquitecto Francisco Somoza, encargado del mismo. Así, y tras el rechazo de Ministerio de Fomento de otorgar el 1,5% cultural para la reforma del Puente de Piedra, el Ayuntamiento retomaba el proyecto aumentando su presupuesto hasta los 640.000 euros


Pero, relata Guarido, ha sido el 16 de febrero de este mismo año cuando Patrimonio volvía a cambiar de parecer y requería un supuesto Plan Director sobre el Puente que, según Guarido "no existe", ya que el proyecto efectuado por Somoza nunca fue un Plan Director. Tras varias reuniones y la constatación técnica de que dicho Plan no existía, el alcalde relata que Patrimonio informaba desfavorablemente del proyecto, es tal vez, porque "consideraba necesario mantener las barandillas actuales". Una matización que lleva al Ayuntamiento "al punto de partida de hace cuatro años" y por lo cual, Guarido se pregunta si "no se pudo haber informado antes". 


Una situación similar es la que el alcalde de Zamora denuncia en la trasera del Ayuntamiento. Cuyo proyecto espera dar accesibilidad a la Casa de las Panaderas, y donde Patrimonio está "poniendo problemas" sobre la colocación de los pilares sobre el cubo de la Muralla, que quedaba descubierto durante las obras. Guarido ha asegurado que la colocación de estos pilares "no tapará el hallazgo arqueológico y permitirá que la los visitantes puedan verlo desde arriba, sin entrar en el lugar". 


Guarido finalizaba pidiendo a las instituciones "agilidad" para sacar estos proyectos adelante y se quejaba de que "ya está bien y vamos a trabajar todos juntos por esta ciudad". Aún así no considera que exista "una mano negra" sobre el Ayuntamiento de Zamora, pero sí un exceso de celo sobre las actuaciones del mismo.