El Juli se la juega contra el huracán y obtiene un importante triunfo en el cierre de San Pedro Regalado
Fotografía: Natalia Calvo

El Juli se la juega contra el huracán y obtiene un importante triunfo en el cierre de San Pedro Regalado

El Fandi y Roca Rey se unieron con tres y dos orejas respectivamente
|

La corrida de Garcigrande-Domingo Hernández se dejó sin más, aunque sin romper ningún toro. Variados de presencia y de hechuras ante un público muy generoso que no llenó el aforo permitido. Hubo menos gente que en la primera corrida. La lluvia y el viento huracanado no permitieron lucimiento alguno, y los diestros estuvieron muy por encima de los toros y de la tarde.


Abrió plaza El Juli con un toro anovillado que tomaba la muleta a regañadientes. Pero humillaba. Y en las manos de un Juli poderoso y técnico lo hizo lucirse en varias tandas. Pero lo pinchó. Ovación al torero y palmas al toro.


No estaba rematado el encastado cuarto, que fue alegre al caballo en una vara larga. Brindó Julián en pleno vendaval metiéndose con el toro desde el trasteo inicial. Metía la cara el animal, pero imposible mantener la muleta plana. Fue un Juli combativo y arriesgando hasta sacarle al toro lo imposible. La estocada y el esfuerzo se vio compensado con dos orejas. Las más justas de la tormentosa tarde. El toro fue aplaudido.


GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS: NATALIA CALVO 


Una larga cambiada y luego chicuelinas le endosó El Fandi a su primero. Un toro más hecho y basto. Tras un picotazo el granadino pareó de forma espectacular. Brillante el par al violín. Tuvo que saludar. Inició el trasteo de hinojos que encendió al público. Era su cumple y le cantaban por ello. Molestó el viento y el toro no se entregó. Faena voluntariosa, pero deslabazada. Y larga. Estocada. Dos orejas exageradas. Palmas al toro.


El quinto, castaño, alto de agujas estuvo bien presentado. Muy campero lo llevo al caballo para recibir un picotazo. Pareó de nuevo El Fandi brillando al violín. Con la muleta le endosó varias series de cara a la galería. El toro fue tardo. Estocada y oreja.


Roca Rey no pudo lucirse con el capote ante su primero, un toro sin rematar que recibió un picotazo y se repuchó en el caballo. Se desmonteró uno de sus subalternos tras un gran par.


El viento deslució el inicio. Voluntarioso el peruano ante el toro y contra el huracán. Reponía y se quedaba corto. Faena muy deslucida y condicionada por el vendaval. Estocada con desarme. Oreja.


El colorado sexto fue aplaudido de salida. tenía buenas hechuras. Picotazo apretando. Lluvia en la muleta ante un toro reservón que tuvo poca duración y con el que Roca se pegó un arrimón alargando la faena en busca del triunfo. Sonó un aviso. Estocada y oreja.