Zamora estrena un pequeño embarcadero deportivo en Carrascal

Zamora estrena un pequeño embarcadero deportivo en Carrascal

La propuesta surgió en los Presupuestos Participativos y se suscribirá un convenio con la Asociación de Vecinos de Carrascal para el desarrollo de actividades
|

El Ayuntamiento de Zamora ha instalado un nuevo pantalán en el río Duero, en la zona de Carrascal; una iniciativa que surgió del proceso de Presupuestos Participativos, con el objetivo de implantar una nueva área recreativa y deportiva que contribuya a dinamizar el barrio de Carrascal y esa zona ribereña del Duero.


Se trata de una plataforma flotante de 12 metros de larga por 2,5 de ancha, asentada sobre ocho flotadores de polietileno y cornamusas superiores para el amarre de pequeñas embarcaciones; a la que se accede por una pasarela basculante con una pendiente máxima de 30 grados. La instalación se complementa con una rampa de hormigón para el acceso de embarcaciones y un contenedor-almacén de 6,05X2,44 metros cuadrados, para el almacenamiento de enseres y pequeños utensilios relacionados con la actividad acuática recreativa.


Se trata de una instalación destinada al desarrollo de actividades de práctica y aprendizaje de manejo de pequeñas embarcaciones de vela y de piragüismo de ocio y entretenimiento. Y se complementa con camino ribereño de comunicacion de Zamora con Carrascal, que transcurre paralelo al cauce del río y cuyo primer tramo está ya ejecutado, dentro del proyecto Flumen Durius, promovido por el Ayuntamiento de Zamora junto con diversas entidades portuguesas; y el segundo tramo está en estos momentos en fase de elaboración el proyecto.


Para su instalación se ha consultado previamente con la Confederación  Hidrográfica del Duero, ya que se trata de un área de posibles crecidas del río e inundable, que ha certificado que este tipo de pantalanes flotantes es acorde con las construcciones permitidas. Además el hecho de que sea flotante y móvil evitará su dañado en caso de crecidas; y su utilización habitual será especialmente durante la estación estival, cuando el cauce del rio es más bajo.


Igualmente se ha efectuado con carácter previo a su instalación un estudio de navegabilidad en la zona, que comprende una franja de unos mil metros de longitud en el cauce del río con una anchura media de unos 130 metros; en los que la profundidad hasta unos cinco metros de la orilla es de 1,20 a 1,50 metros, y a continuación aumenta suavemente la profundidad hasta los 2,20 y 2,60 metros de profundidades máximas, lo que resulta suficientemente adecuado para el tipo de embarcaciones a las que van destinadas las instalaciones.


El objetivo del Ayuntamiento con esta actuación, que ha contado con un presupuesto de 45.000 euros, es potenciar esta zona del río en el barrio de Carrascal, que dispone de una amplia explanada con arboleda en la zona ribereña, que comunica directamente con la carretera de Carrascal a través de un pequeño camino de tierra, que lo convierte en un lugar adecuado para la extensión de la oferta recreativa de ocio de la ciudad en general y de Carrascal en particular.