CSIF apoyará o no la huelga de AUVASA dependiendo del resultado de una reunión mañana con la dirección

CSIF apoyará o no la huelga de AUVASA dependiendo del resultado de una reunión mañana con la dirección

Este sindicato urge la celebración de un encuentro con los afectados de la bolsa de trabajo del año 2015
|

El sindicato CSIF ha solicitado a la dirección de AUVASA que convoque a una reunión urgente, mañana lunes 14, a los 18 trabajadores de la actual bolsa de trabajo creada en 2015, que pueden verse afectados por la convocatoria de un proceso selectivo y la creación de una nueva bolsa, como pretende la empresa de transportes y el Ayuntamiento de Valladolid.


Esos trabajadores podrían ver alterado y empeorado su posicionamiento en la bolsa. Por ello, CSIF reclama una solución razonable, que no les perjudique, en la línea de que la empresa respete, valore y consolide una presencia de años en la bolsa, según indica el sindicato en un comunicado.


CSIF considera que la reunión solicitada es necesaria, que se debería haber celebrado desde el primer momento del conflicto. Pide a la dirección de la empresa que “sea clara y sincera con los trabajadores afectados, explicándoles la situación y las opciones, respondiendo a las preguntas que hagan y aclarando cualquier duda”. De la celebración de la reunión y de su resultado dependerá la posición de CSIF, respecto al apoyo o no a las movilizaciones que comienza mañana mismo.


CSIF insiste en que es un sindicato independiente, “con un marcado carácter negociador. La huelga es el fracaso del diálogo y de la negociación, y por eso queremos encontrar una solución, que seguro también desea la empresa”.


Remarca que, en todo conflicto, la información sesgada y la desinformación genera inseguridad y más enfrentamiento. “En este momento estamos inmersos en una situación que no debería haberse producido”.


Para el sindicato independiente, “la falta de una reunión por parte de la empresa, en el inicio, ha sido el punto de partida del conflicto actual. Además, la posición rígida de la empresa y del Ayuntamiento, no ha ayudado a la hora de llegar a un acuerdo. Por no olvidar las declaraciones vertidas por el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, poco acertadas y con falta de empatía o respeto hacia los trabajadores. Lo único que han conseguido es echar leña al fuego. Para ser o haber sido abogado, demuestra muy poco tacto en la resolución de conflictos”, sentencia.