Los escolares de la provincia de Segovia se implican con la ‘Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible’

Los escolares de la provincia de Segovia se implican con la ‘Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible’

Los proyectos de los colegios San Gil de Cuéllar y Agapito Marazuela del Real Sitio de San Ildefonso han resultado ganadores de esta primera edición del concurso en el 'Enreda Verde' de la Diputación de Segovia
|

Un total de veinticinco colegios públicos del entorno rural de la provincia han participado en el concurso ‘Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible’, puesto en marcha por la Diputación de Segovia desde el Área de Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad y dentro del programa de educación ambiental ‘Enreda en verde’ que promueve la institución.


De entre los 55 trabajos presentados por los alumnos de tercero y cuarto de Primaria han resultado ganadores los proyectos de los colegios San Gil de Cuéllar y Agapito Marazuela del Real Sitio de San Ildefonso que recibirán como premio una actividad de ocio seguro en la naturaleza, aunque solo por participar, todos los centros han sido obsequiados con un compostador doméstico para reciclar restos de carácter orgánico y reducir así la contaminación, ya que tal y como ha señalado el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente “desde la institución provincial consideramos fundamental concienciar desde la base a nuestros vecinos, por ello es tan relevante implicar a los más pequeños en iniciativas de este tipo y hacerles partícipes de estas buenas prácticas desde los centros escolares, porque la sostenibilidad tiene que venir, en primer lugar, proporcionada por la educación de los menores”.


Los tutores de los grupos ganadores, Montserrat Muñoz del centro cuellarano y Raúl Vela del granjeño, quienes han asistido a la inauguración de la muestra, se han mostrado agradecidos a la Diputación por haber promovido un concurso como éste con el que se consigue llegar mejor a ciertos contenidos didácticos, además de reconocer el trabajo de los pequeños. Para la profesora del grupo ganador, “ha sido un proyecto bastante interesante para los niños porque ha sido un trabajo de todos y han sacado unas ideas claras de que hay que cuidar el medioambiente y que éste no es algo abstracto, sino que está en nuestro entorno”, mientras que Raúl Vela ha señalado que “el concurso ha permitido hacerles partícipes del trabajo de los Objetivos y sobre todo hacerles entender como personas que no hay un plan B para nuestro mundo”.

 De Vicente ha explicado en la inauguración de la exposición que acogerá la Casa del Sello hasta el 25 de junio que “esta muestra recoge los trabajos presentados al concurso cuya finalidad es profundizar en el aprendizaje de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas entre la población infantil, a través de un proyecto cooperativo, donde la creatividad y la inteligencia naturalista son determinantes en el resultado”.


La dinámica del concurso ha sido la elaboración de murales por parte de los escolares basados en uno de los tres Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos: el ODS 12, sobre la producción y el consumo responsable; el ODS 13, de acción por el clima; y el ODS 15, fundamentado en la vida de ecosistemas terrestres. Para la realización de los trabajos, los escolares han utilizado diversas técnicas plásticas como el dibujo, las manualidades con objetos, el uso de materiales reutilizables y la fotografía.


            En palabras del presidente, “en estos momentos es fundamental inculcar desde los primeros años de enseñanza la importancia de los ODS y el impacto positivo que supone su aplicación sobre nuestro futuro ecosistema, con el objetivo de generar conciencia y hábitos que conlleven su cumplimiento”. 


Por ello, “la buena acogida y la alta participación en este concurso nos plantea la necesidad de llevar a cabo nuevas ediciones e iniciativas dirigidas a impulsar la economía circular a través de conceptos prácticos como es en este caso el compost doméstico”, ha subrayado De Vicente. Este depósito reúne las condiciones adecuadas para transformar los residuos de origen orgánico en abono “que ya está siendo utilizado por muchos de los colegios para sus huertos, plantas ubicadas en los patios y otros proyectos de índole sostenible”.


 El jurado ha estado compuesto por el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, ocho vocales, cuatro de ellos diputados provinciales, y un secretario. Los criterios de valoración para la selección de los ganadores se han basado en la incidencia de los proyectos en la calidad de vida escolar y el entorno; la originalidad y capacidad creativa; la sostenibilidad reflejada a través de los ODS propuestos y que éstos perduren en el tiempo.


La muestra se ha abierto hoy al público y hasta el próximo viernes 25 podrá visitarse desde las 17,00 hasta las 19,30 horas en la Casa del Sello de la Diputación.