Casi la mitad de los mayores reconoce que el COVID ha afectado significamente a su salud mental

Casi la mitad de los mayores reconoce que el COVID ha afectado significamente a su salud mental

El 39% reconoce que su estado físico también se ha deteriorado bastante o mucho durante la pandemia, según una encuesta de OCU
|

Una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a 2.772 personas de entre 65 y 79 años durante septiembre y octubre de 2020 refleja hasta qué punto ha afectado la pandemia a su calidad de vida.


La encuesta, publicada en la revista OCU Salud, confirma lo mucho que las restricciones de todo tipo decretadas durante el Estado de Alarma han afectado a las relaciones sociales: el 53% se ha reunido menos con familiares y el 61% con amigos. Del mismo modo, se han visto muy afectadas actividades como participar en asociaciones, voluntariado, asistir a conciertos, museos y excursiones o hacer un curso. Las aficiones como la fotografía, la pintura o tocar un instrumento son las que se han visto menos perjudicadas, y aún así el 21% no las practica tan a menudo como antes.


Como podía esperarse, el coronavirus también ha afectado a su estado de salud, sobre todo a su salud psicológica: un 47% de los encuestados reconoce que la pandemia ha impactado bastante o mucho en su salud mental; en concreto, buena parte de ellos refieren problemas para dormir (49%), tristeza (46%), ansiedad (31%), miedo a morir (20%) y depresión (19%). El estado físico también se ha visto afectado de forma significativa para un 39% de los mayores. Y aunque salir a pasear es de las pocas cosas que han seguido haciendo, un 32% lo ha hecho con menos frecuencia.


Ahora que la vacunación a los mayores de 60 años está llegando a su término, OCU solicita al Gobierno y las Comunidades Autónomas el refuerzo de la atención primaria presencial para este colectivo, prestando especial atención a la salud mental. Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud en el que participaron 130 países, el 40% de los servicios de salud mental comunitarios y hasta un 70% de los servicios a domicilio o ambulatorios sufrieron cierres parciales o totales durante los primeros meses de la pandemia.