Denuncian la "exclusión" del personal de comedor del CEIP Páramo de Villanubla en los rastreos de aulas confinadas

Denuncian la "exclusión" del personal de comedor del CEIP Páramo de Villanubla en los rastreos de aulas confinadas

|

UGT ha denunciado, a través de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT Valladolid, la exclusión del personal que trabaja en el comedor escolar del CEIP El Páramo de Villanubla en los rastreos de contagio que se han llevado a cabo en un par de aulas de infantil tras los confinamientos de las últimas horas.


Según declaraciones de la secretaria provincial del sector de Hostelería, Restauración y Turismo de UGT Valladolid, Mónica de la Cámara García, el personal que trabaja en el servicio de comedor del citado centro educativo atiende a un elevado número de menores de educación infantil durante más de 15 minutos, a menos de metro y medio de distancia y con el alumnado sin mascarilla. La responsable sindical ha añadido que “se ha incumplido la estrategia de vacunación ya que estos profesionales no han sido vacunados” al mismo tiempo que ha recordado que el personal viene utilizando mascarilla pero “en ninguno de los protocolos quedó establecido que estuvieran obligados a usar FFP2 pro la tipología del servicio que atienden”.


De la Cámara tampoco ha descartado que esta situación pueda volver a producirse ya que, según ha señalado, “los monitores de comedor escolar llevan todo el curso mezclando grupos estables de convivencia bajo la supervisión de un mismo monitor” tal y como quedó establecido en los protocolos de atención a los alumnos usuarios de este servicio y que, ha añadido, “fueron denunciados al no bajar la ratio por monitor”.


“La administración educativa sigue dando la espalda al personal de los comedores escolares que son los últimos responsables de lo que ocurre en el servicio” aunque no dependan laboralmente de la administración, lamentó la responsable del sector de Hostelería, Restauración y Turismo de FeSMC UGT Valladolid. Mónica de la Guardia García ha terminado señalando que desde la federación “se ha exigido que el personal del servicio de comedor sea incluido en los rastreos para poner fin a un agravio comparativo entre los distintos trabajadores de los centros educativos, velar por su salud y evitar la posibilidad de extensión de los contagios”.