El solsticio de verano y la aplazada feria taurina de San Pedro Regalado por la de San Antonio de Padua
Fotografía cedida.

El solsticio de verano y la aplazada feria taurina de San Pedro Regalado por la de San Antonio de Padua

|

Ahora resulta que el sol influye en los horarios taurinos de los festejos, por eso la empresa ha puesto las corridas del 12 y 13 junio a las ocho de la tarde.


No me había fijado cuando vi los nuevos carteles de la miniferia taurina que celebra el patrón de Valladolid y de los toreros. Fue mi amigo Carlos Martín Santoyo, quien me percató del asunto. Y es que no es igual ver toros en Valladolid, o en la España de Despeñaperros p’arriba, en junio que en septiembre.


En las ferias pucelanas de principios de septiembre, los festejos se celebran a partir de las seis de la tarde. Incluso en el mes de mayo, tal y como se anunciaba en los primeros carteles, pero el solsticio de verano (24 de junio) -aunque sea unos días antes la miniferia- cambia todo en el coso del Paseo de Zorrilla. Sobre todo, en los tendidos de sol y sombra.


Ese es el motivo fundamental por el que la empresa ha cambiado radicalmente el horario a las 8 de la tarde. Un buen razonamiento, ya que en los citados tendidos el sol pega lo suyo a eso de las seis. Y claro, el espectador que ha pagado un buen precio por su entrada, pensando que en el segundo toro ya le daría la sombra, se sentiría defraudado y tendría derecho a reclamar lo que en derecho es suyo.


Sin embargo, a eso de las 8 de la tarde la cosa cambia por completo porque “Lorenzo”, -como se le llama en una canción popular asturiana- a esa hora se hace más amable y es más tibio en sus acometidas calóricas. Además de que, en ese horario, algún comerciante rezagado se puede incorporar al festejo.


De cualquier forma, es una gozada ver toros a cualquier hora del día o de la noche. Sobre todo, después de haber pasado una eternidad sin festejos en nuestra capital, concretamente desde el sábado 14 de septiembre de 2019, donde López Simón salió en volandas tras cortar una y una. La última oreja a un buen toro de El Pilar al que se le premió con la vuelta al ruedo. Veinte meses: Ya es tiempo. 


No han variado los carteles, en esas fechas apenas hay festejos ni antes ni ahora. En todo caso sería más adelante cuando coinciden las ferias de San Juan y San Pedro como Burgos, Zamora, Segovia y León.

Así pues, la baraja de figuras anunciadas: Morante, Manzanares, Aguado, El Juli, El Fandi y Roca Rey, con toros de Victoriano del Río y Garcigrande, podrán disfrutar y hacer disfrutar al público que acuda a este más que centenario coso. La cita: 12 y 13 de junio. A las 8 de la tarde.


Olvídense de la solanera. ¡Viva el solsticio de verano, viva San Antonio…y los toros!