​Maroto: “Es muy difícil que un socialista en Castilla y León se trague el sapo de ver a Tudanca votando a favor de los indultos"
Nacho Valverde / ICAL. El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, atiende a los medios

​Maroto: “Es muy difícil que un socialista en Castilla y León se trague el sapo de ver a Tudanca votando a favor de los indultos"

El portavoz del PP en el Senado destaca "la valentía" del presidente Alfonso Fernández Mañueco
|

Patricia Martín / ICAL


El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, aseguró hoy que es “muy difícil” para un socialista de Castilla y León “tragarse el sapo” de ver a su líder, a Luis Tudanca, “votando a favor de los indultos sólo para que Sánchez no le riña”. 


Maroto, que firmó contra la concesión de los indultos a los políticos del Procés en la sede del PP de Segovia, sostuvo que en el PSOE “manda Sánchez y sólo Sánchez”, así que el que protesta “se va a casa” porque “es la regla del juego del Sanchismo y por eso está pasando lo que está pasando”.


Javier Maroto, que compareció junto al secretario autonómico del PPCyL, Francisco Vázquez, y la presidenta del PP de Segovia, Paloma Sanz, afirmó que “muchos socialistas indicarán con su firma”, en la campaña del PP, que “el voto de Tudanca les ha sonrojado y les ha avergonzado”. El dirigente popular subrayó que “lo socialistas de buena fe, porque es legítimo ser socialista”, ven como sus líderes quieren que se traguen “un sapo” como es “ver que al señor Tudanca se le ocurre votar a favor de que se indulte a los golpistas. Eso no tiene precedentes”.


El portavoz del PP en el Senado sostuvo que es “vergonzoso” para todos los castellanos y leoneses y todos los españoles ver cómo “Sánchez se ha cargado el alma del socialismo” y el secretario general del PSCyL, Luis Tudanca, sea el protagonista de “un acto de cobardía sin precedentes”, al estar de acuerdo con los indultos, únicamente para que “no le riña su jefe”.


En el lado contrario de la balanza, Javier Maroto situó, al igual que hizo Francisco Vázquez, “la valentía de presidente de Castilla y León Alfonso Fernández Mañueco”, por ser “el primero también en esto”, para mostrar cuál es “el signo y el contenido de la ideología socialista después de Sánchez. Maroto reiteró que lo que sucedió ayer en las Cortes Regionales fue “un acto de cobardía sin precedentes de Luis Tudanca” al preferir decir qué está de acuerdo con los indultos antes de le riña su jefe Sánchez.


Para Javier Maroto, la cobardía de Tudanca solo es comparable con la cobardía del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, que ni siquiera permitió que se pudiera votar los indultos en el Parlamento de esa comunidad, dijo. “Sánchez está actuando contra la ley, contra los tribunales, los españoles y los socialistas que sin duda están en contra de lo que dice y de lo que hace pero no pueden ir a la concentración de Colón del próximo domingo porque socialista que vean allí socialista que pierde el cargo”, argumentó.


“Esta situación tiene un punto cómico”, dijo Maroto, al ver cómo Sánchez pide compresión. "Que entendamos que o indulta a los golpistas, a sus socios, o pierde su puesto de trabajo, que lo echan de Moncloa”. Según el dirigente popular, lo que no entiende el presidente del Gobierno es que confunde el significado de la palabra comprensión con sumisión. “Quiere que no olvidemos de que en campaña prometió no indultar nunca a los golpistas y que seamos sumisos y bajemos la cabeza como él”.


Maroto resaltó que los españoles van a decir este domingo “alto y claro” que son valientes para defender su Estado de Derecho, las leyes y la dignidad de nuestra democracia” y tienen al Partido Popular que va a estar recogiendo firmas por toda España. “Por supuesto, cuando el PP y Pablo Casado alcance la Moncloa vamos a revertir la situación en la medida de lo posible y poner orden en el desorden que ha dejado Sánchez”, resumió


El portavoz del PP en el Senado defendió el paso dado por su partido de recurrir el Estatuto de Cataluña porque si no “los políticos sediciosos y corruptos hubieran sido juzgados por un Tribunal Supremo Catalán, nombrado ad hoc por el Parlament.


Cartas de Junqueras y J. Sánchez


Según Maroto, las cartas seguidas de los independentistas Oriol Junqueras y de Jordi Sánchez demuestran que el Independentismo “no cambia nunca” y es “el mismo soniquete cansino, al que a veces le cambian una estrofa en función de sus intereses”. Según el PP, estas cartas públicas son “un mal asunto para Pedro Sánchez por las contradicciones que los independentistas también manifiestan”.


El dirigente del PP aseguró que los independentistas siempre juegan “un juego de trileros” que cuando se descubren los cubiletes siempre hay lo mismo: “independencia, saltarse la Ley y los delitos de sedición y malversación”.