Castilla y León contará con intérpretes de lengua de signos para los alumnos con discapacidad auditiva en los centros públicos

Castilla y León contará con intérpretes de lengua de signos para los alumnos con discapacidad auditiva en los centros públicos

El presupuesto de licitación del nuevo contrato es de 715.259 euros para prestar dicho servicio en centros públicos situados tanto en capitales de provincia como en otras localidades, según la demanda del alumnado
|

La Consejería de Educación ha iniciado la tramitación para contratar, durante el curso escolar 2021-2022, el servicio de interpretación de lenguaje de signos para estudiantes con necesidades educativas especiales asociadas a discapacidad auditiva, usuarios de lengua de signos española. Se podrán beneficiar de este servicio los alumnos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria y Educación Especial, así como niveles postobligatorios no universitarios, escolarizados en centros públicos de la Comunidad. El contrato, que tiene un presupuesto de 715.259 euros, permitirá facilitar a dicho alumnado una adecuada inserción escolar y social.


La prestación del servicio se desarrollará en centros públicos situados tanto en capitales de provincia como en otras localidades en las que sea preciso satisfacer este servicio en función de la demanda del alumnado. El número de usuarios oscila a lo largo del curso escolar, en un intervalo comprendido entre 70 y 80. 

*Se adjunta anexo con la distribución 


El período de ejecución previsto es desde el 1 de septiembre de 2021, o desde la fecha de formalización del contrato si esta fuera posterior, hasta el 31 de agosto de 2022, pudiéndose prorrogar por otros 12 meses a contar desde el 1 de septiembre de 2022 hasta el 31 de agosto de 2023, realizándose el servicio durante los días lectivos de dichos cursos escolares.


El número de profesionales que presten el servicio varía a lo largo del curso, en función de la fecha de incorporación de los alumnos según el calendario escolar para cada uno de los niveles de enseñanza, así como de las necesidades que surjan derivadas de circunstancias coyunturales. En todo caso, el profesional seleccionado deberá poseer una experiencia de al menos un año en el desempeño de actividades en el ámbito educativo y poseer el título de Técnico Superior en Mediación Comunicativa o el título de Técnico Superior en Interpretación de la Lengua de Signos.