ENTREVISTA | Miguel Moreno, futuro MIR: “Sanidad no aporta transparencia y tranquilidad a los nuevos profesionales sanitarios”
Miguel Moreno en la manifestación de los MIR de este martes en Madrid.

ENTREVISTA | Miguel Moreno, futuro MIR: “Sanidad no aporta transparencia y tranquilidad a los nuevos profesionales sanitarios”

Este joven leonés de 25 años, graduado en Medicina por la Universidad de Salamanca, nos cuenta a El Español – Noticias de Castilla y León, todas las trabas que están sufriendo los aspirantes a Médicos Internos Residentes con el nuevo sistema de adjudicación de plazas
|

La pandemia de la COVID-19 ha afectado a la sociedad en todos los aspectos. Los ciudadanos han visto como de un día para otro, la situación de un país entero pendía de un hilo. Ahora, un año y tres meses después, hay graves consecuencias en muchos aspectos de nuestro día a día, y sobre todo de cara al futuro. Sin ir más lejos, los sanitarios han visto caer en picado la estabilidad de la Sanidad pública, ya no sólo en la saturación de hospitales a causa del coronavirus y en la limitada asistencia sanitaria en Atención Primaria, sino por una revolución en la adaptación y entrada de nuevos profesionales.


Aquí entra la polémica generada en las últimas semanas con los Médicos internos Residentes (MIR). El Ministerio de Sanidad daba un giro de 180 grados con el anuncio de un nuevo sistema de elección de plazas para los futuros sanitarios. Un proceso que no ha gustado a casi nadie, ya no sólo por su versión telemática, sino por la “escasa transparencia y la infinidad de errores” que se han encontrado los aspirantes a MIR.


Sanidad planteaba una primera modificación de este proceso de elección de plazas que se reparte en cuatro grupos, en lugar de un turno único. Aunque según los sindicatos, asociaciones y los propios opositores MIR, las últimas propuestas planteadas “son insuficientes” para conseguir un sistema competente. Este martes, en mitad de la manifestación de futuros MIR en Madrid, el Ministerio anunciaba nuevas propuestas ante el malestar de los afectados con la reducción de 400 aspirantes en cada sesión de adjudicación de plazas y una comisión de seguimiento de incidencias diaria. Además, Sanidad retrasaría la incorporación de los Médicos Internos Residentes entre el 16 y el 19 de julio.


Miguel Moreno Martín, un joven leonés de 25 años, graduado en Medicina por la Universidad de Salamanca, nos cuenta a El Español-Noticias Castilla y León, su experiencia en primera persona con el polémico sistema de adjudicación de plazas y valora las últimas actualizaciones propuestas por Sanidad de cara a mejorar el sistema telemático.


Miguel, simplemente es una voz personal de un gran colectivo de futuros sanitarios que ven cómo Sanidad les genera “mucha incertidumbre” en su carrera profesional.


Pregunta: Antes de comenzar, cuéntenos su formación en Medicina y su preparación para el examen MIR


Respuesta: Comencé mis estudios de Medicina fuera de España. El primer año lo realicé en Costa Rica y posteriormente, por suerte, pude entrar en la Universidad de Salamanca. El sexto año de la carrera comenzamos con la preparación del examen MIR, aunque en nuestro caso al tener asignaturas en ese año no puedes estar al 100%. Una vez que terminé la carrera me impliqué en la prueba desde junio del 2020 hasta el 27 de marzo de este año. Son 10 – 11 meses de preparación intensiva para sacar una oposición formativa.


"Queremos un modelo de elección de plazas con garantías, transparencia y en directo"


P: Ahora es el momento en el que tiene que elegir plaza como futuro MIR ¿qué le parece el nuevo sistema telemático de adjudicación de plaza?


R: El anterior sistema estaba bien y siempre ha funcionado. Es comprensible que quieran transformar el proceso en una versión telemática para que todas las oposiciones nacionales tengan el mismo sistema. Pero, esa adaptación se tiene que hacer con tiempo porque el sistema telemático podría funcionar, pero no de la forma que lo han presentado. En estos momentos, la página del Ministerio no está preparada para acoger un modelo telemático con garantías, transparente y en directo.


"Preferimos un sistema presencial. Si finalmente el proceso definitivo es telemático, al menos que sea en directo"


P: Cree que podría funcionar un sistema telemático…


R: Preferimos un sistema presencial. Si finalmente el proceso definitivo es telemático, al menos que sea en directo. Es decir, que los aspirantes que están esperando su plaza de MIR puedan ver en todo momento qué es lo que está ocurriendo con sus preferencias, cómo se vivía con el anterior proceso. Otro de los problemas más graves que supondría este sistema es la pérdida de plazas, ya que las personas elegir el número de plazas por el número de su puesto más una a mayores. Una vez que se adjudiquen las plazas, los aspirantes rechazarían plazas y ese lugar no se puede adjudicar a otra persona.


P: Ante la críticas a este nuevo sistema, el Ministerio de Sanidad proponía una serie de modificaciones para mejorar el proceso ¿las considera insuficientes?


R: El primer modelo que quería Sanidad era de turno único y en la primera modificación planteaban cuatro turnos de 2.000 personas.  De esta manera, había muchas desventajas entre los aspirantes porque el aspirante que ocupe el puesto 1.900 tiene peores condiciones para elegir que el 2.001. El primer lugar, porque los últimos del primer cupo no sabrán las plazas que se han adjudicado a los anteriores y los primeros del siguiente grupo sabrán lo que ha sucedido el día anterior e incluso, podrán modificar su lista 12 horas antes. Sumado a esto, el cambio de turno para elegir plaza tampoco se puede desarrollar realmente porque aunque cambies para escoger el mismo destino que otra persona, ninguno de los dos sabe lo que ha ocurrido. Por eso consideramos estas primeras modificaciones como insuficientes porque no hay garantías para conocer en directo la adjudicación de plazas con total transparencia. Al final este sistema es un roto para un descosido, y no dan soluciones.


"Las nuevas propuestas siguen siendo insuficientes"


La nueva modificación anunciada por Sanidad este martes establece que la elección de los aspirantes se desarrolle en cupos de 400 personas por día. Creo que es mucho mejor que los cupos de 2.000, porque los márgenes entre las personas son menores y la información que se obtiene es mayor, pero sigue siendo insuficiente. Ya que elección en directo y transparente,  que sería lo más parecido al modelo presencial brilla por su ausencia.  Ahora, que se retrasa la incorporación espero que se organicen para vacunarnos porque no tienen excusas para que empecemos sin ninguna dosis.


P: Este martes ha participado en la manifestación convocada en Madrid, ¿cree que las protestas están dando su fruto?


R: Si se están consiguiendo cosas es porque estamos presionando todos a una. Es algo bastante inédito, que tanta gente nos apoye, no sólo residentes, sino profesionales consagrados y personas externas a la sanidad. A pesar de esta mejora sigue habiendo lagunas y creemos que Sanidad no aporta transparencia y tranquilidad a los nuevos profesionales sanitarios. 


P: Esta situación genera mucha incertidumbre y tensión, ¿qué errores se ha encontrado en su selección de plazas?


R: Mi preferencia es la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, y si puede ser fuera de Castilla y León. En mi caso, este sistema telemático se hace mucho más cuesta arriba porque además de escoger una especialidad en un lugar, la selección se subdivide en unidades docentes de toda España. Aunque en el primer paso los errores que más nos hemos encontrado son los problemas técnicos para poder entrar en la página del Ministerio de Sanidad través de los accesos habilitados.  Por otro lado, la imposibilidad de añadir otra especialidad distinta después de haber seleccionado todas las plazas de una misma especialidad. Lo mismo ocurría al seleccionar las plazas con los lugares de destino. Otra de los trabas en este sistema es las complicaciones para adjudicar los números por orden para las preferencias de las plazas, ya que mientras registraban el orden de preferencia, las anteriores seleccionadas se desplazaban de lugar. Por tanto, sólo te permite crear la lista de las plazas en un mismo orden. Por último, los bloqueos constantes de la página nos obligaban a salir y volver a empezar todo la selección de nuevo.


Ahora nos seguimos encontrando los mismos errores con las nuevas propuestas ya que no permiten correr el turno, continúa la posibilidad de que queden muchas plazas vacantes... Y aún no sabemos las fechas oficiales por lo que, si se sigue con la tónica previa, de entrar a los hospitales con menos de 10 días desde la elección de la plaza, va a ser muy difícil organizarse para encontrar piso, mudarse, colegiarse...


P: Estas a las puertas comenzar su trayectoria como profesional sanitario, ¿cómo ve el futuro de los sanitarios en nuestro país?


R: Las condiciones de los médicos residentes no son adecuadas. Ha mejorado en algunos aspectos, pero sigue faltando un buen camino. En la mayoría de sitios ya se está solucionando el hecho de tener que trabajar las 24 horas de una guardia y seguir al día siguiente sin descanso en su turno. Aun así, las condiciones de los profesionales sanitarios en España no se pueden comparar con las que tienen el resto de países de Europa. Los profesionales españoles estamos más o igual de formados que el resto, pero todos se van fuera. En mi caso, me he planteado irme fuera, si no es ahora, es probable que me tenga que ir en el futuro. Además, de los salarios bajos, los contratos aquí en España son cortos no te dan una tranquilidad profesional. No hay facilidades para desarrollar el trabajo que tú quieres.


P: Antes de adentrarse en su trayectoria como sanitario, ¿Qué balance hace de la asistencia sanitaria y de la situación diaria de los sanitarios durante la pandemia?


R: Al principio todo se abordó muy mal. Ha sido muy deleznable lo que han tenido que vivir los sanitarios, sobre todo al inicio de la pandemia. La estructura no estaba preparada para esto. El personal sanitario ha luchado mucho por sobrevivir durante estos meses de pandemia. Ahora se estabilizado con la mejora de la situación y con las vacunaciones. Me alegro que la ciudadanía haya valorado nuestro trabajo, pero no nos sirve si no se implanta una estructura sanitaria que defienda a los profesionales. Necesitamos que nos apoyen de verdad, ya no solo la sociedad, sino desde el Estado.