Sacyl desatiende desde 2019 las denuncias internas al médico de Medina por supuestos abusos a mujeres y menores

Sacyl desatiende desde 2019 las denuncias internas al médico de Medina por supuestos abusos a mujeres y menores

La queja formal de 26 trabajadores expone que sus exploraciones en "pacientes femeninas y sobre todo jóvenes, incluso niñas, son completamente libidinosas y abusivas”
|

La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha desoído durante al menos dos años las denuncias internas que alertaban de los supuestos abusos a mujeres y menores del traumatólogo del Hospital de Medina del Campo en sus consultas e intervenciones.  Las denuncias del personal del hospital se remontan a 2019 y ya avisaban de conductas “impropias y deshonestas” del médico que murió este jueves en un accidente en Ceinos de Campos (Valladolid) horas después de que se le comunicara su baja temporal. 


Fue al día siguiente, el viernes, cuando Sanidad informó de la apertura de un expediente de información reservada para investigar los hechos.  De este modo, se atendía al fin la denuncia por parte de trabajadores del hospital, que pusieron en conocimiento de la Gerencia de Salud los hechos, quien aseguraba haber tomado “todas las medidas pertinentes al entender que dichos hechos justifican la apertura del citado expediente y que se han puesto en conocimiento de la Fiscalía” para que “lleve a cabo las actuaciones que considere necesarias”.


En la queja formal presentada por 26 trabajadores de quirófano y reanimación del Hospital de Medina del Campo, se denuncian los incidentes “reiterados” y el comportamiento de este traumatólogo que fue trasladado al coordinador del bloque quirúrgico y al jefe de traumatología sin tener resultado, según expone este escrito hecho público por el El Norte de Castilla.


Así, los trabajadores del hospital que secundan esta denuncia detallan que en “las exploraciones que realiza antes y después de las intervenciones quirúrgicas en pacientes femeninas y sobre todo jóvenes, incluso niñas, son completamente libidinosas y abusivas”. Ante tales actitudes, estiman que “atenta contra la dignidad de la paciente creando un entrono intimidatorio, degradante u ofensivo”.


Según la denuncia presentada con fecha 26 de mayo, apuntan que el facultativo se “extralimita practicando habitualmente tocamientos sin ningún motivo clínico, en sus órganos mamarios y sospechamos que también ginecológicos (sin guantes) en pacientes anestesiadas con una raquianestesia, puesto que lo hace debajo de la sábana”, explica el personal en el documento.


Los firmantes aseguran haber presenciado alguno de los hechos referidos, por lo que proceden a realizar esta denuncia ya que “no queremos ser cómplices e incurrir en un delito de omisión”, concluye el escrito.


Hoy, el sindicato UGT ha mostrado su malestar ante tal episodio y “no puede entender por qué no se actuó antes frente a unos hechos tan graves y denigrantes para las pacientes y para las trabajadoras del complejo hospitalario”.


Dimisiones

La comunicación de la apertura del expediente de información reservada de Sanidad coincidió con las dimisiones tanto del director gerente del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, cargo que ostenta también en el Hospital de Medina, José Manuel Vicente Lozano, y también de la directora médica de este último centro, Laura Gil. 

 

Posteriormente, el lunes se conoció el tercer cese de la directora de Enfermería del Hospital Comarcal de Medina del Campo tras lo sucedido y la apertura de la investigación, y este martes ha llegado la dimisión del jefe de Traumatología del Hospital de Medina del Campo, la cuarta tras conocerse este caso.