Un centro tecnológico quiere convertir Monte La Reina en un acuartelamiento energéticamente autosuficiente

Un centro tecnológico quiere convertir Monte La Reina en un acuartelamiento energéticamente autosuficiente

Aprovechando para la generación de energía todos los recursos naturales disponibles en la zona: solar, eólico e hidráulico, así como empleando las técnicas y los materiales de construcción más innovadores para la optimización del consumo en el camino de la excelencia
|

Dos representantes del equipo investigador del Centro Tecnológico CARTIF se han entrevistado con el subdelegado de Defensa en Zamora, el coronel Vicente González Martín, en la sede de la Subdelegación, para conocer detalles que permitan iniciar un estudio pionero en Europa para la construcción o transformación de acuartelamientos militares en centros autosuficientes energéticamente y con un nivel de emisiones a la atmósfera muy reducido.


En el caso de que el acuartelamiento proyectado en Monte La Reina fuera una realidad, con el apoyo del personal técnico e investigador de CARTIF, pasaría a ser un referente nacional e internacional de sostenibilidad en el ámbito militar, aprovechando para la generación de energía todos los recursos naturales disponibles en la zona: solar, eólico e hidráulico, así como empleando las técnicas y los materiales de construcción más innovadores para la optimización del consumo en el camino de la excelencia.


Luis Ángel Bujedo, director del Área de Sistemas de Energía y Manuel Andrés, investigador de la División de Energía, coordinarán el estudio, que en una primera etapa se centraría en la fase de construcción de la base, aportando ideas para un diseño de la misma energéticamente sostenible, basado en la minoración del consumo y en la producción autónoma de energía. En una segunda fase, la base podría convertirse en centro de excelencia para la difusión, formación, experimentación y exportación de soluciones energéticas y medioambientales en el ámbito de la Defensa, incluidos materiales habitualmente proyectados en las operaciones exteriores, al considerarse la zona de Montelarreina un emplazamiento idóneo como banco de pruebas dadas sus características climáticas y orográficas.


La propuesta busca incorporar un valor añadido al proyecto de recuperación del emplazamiento de Montelarreina a través del compromiso con la sostenibilidad global y la lucha contra unos retos climáticos cada vez más urgentes. En línea con iniciativas, entre otras, de la Agencia Europea de Defensa (EDA), el estudio abordará el desarrollo y demostración de soluciones técnicas que habiliten un uso eficiente e inteligente de la energía en los emplazamientos militares del futuro. En este sentido las oportunidades son múltiples, abarcando desde el diseño de edificios según estándares de consumo de energía casi nulo (ZEB – Zero Energy Buildings), la integración de sistemas de energía renovable innovadores, la monitorización y control inteligente de su operación en base a soluciones de digitalización avanzadas, hasta la planificación integral de los flujos de energía, recursos materiales y personas dentro de la vida del emplazamiento militar, promoviendo sistemas de electro-movilidad y enfoques de circularidad que contribuyan al mismo tiempo al beneficio del entorno local de la provincia.


Esta primera reunión sienta las bases para una colaboración más estrecha entre CARTIF y el Ministerio de Defensa que daría continuidad a líneas de trabajo en un ámbito de interés común, como así demuestran anteriores participaciones de CARTIF en foros de I+D convocados por el Ministerio como el VI Congreso Nacional de I+D en Defensa y Seguridad celebrado en Valladolid en 2018 - DESEI+D 2018 -).