​La Junta incrementa el presupuesto para cubrir todas las solicitudes de ayudas para transformar las terrazas

​La Junta incrementa el presupuesto para cubrir todas las solicitudes de ayudas para transformar las terrazas

La Dirección General de Turismo saca adelante 400 solicitudes a la semana de las distintas convocatorias
|

Patricia Martín / ICAL


La directora general de Turismo de la Junta, Estrella Torrecilla, afirmó hoy que van a cubrir todas las peticiones del sector hostelero para hacer de las terrazas “espacios seguros”. La convocatoria de cinco millones de euros ya se va ampliar en un 60 por ciento, ante la llegada de solicitudes que superan los ocho millones de euros. “Vamos a cubrirlas todas porque hay una gran necesidad”, sostuvo Torrecilla, que acudió a la inauguración de la nueva sede de la Asociación de Hostelería, Alojamiento y Turismo de Segovia (Hotuse).


Torrecilla explicó que se va a “financiar el cien por cien de los cerramientos de esas terrazas para que sean espacios seguros”. A fecha de 4 de junio, se habían presentado solicitudes de ayuda por más de ocho millones de euros. “Siguen entrando y no hemos cerrado la convocatoria”, sostuvo la directora general de Turismo.


Ante los máximos representantes del sector de la Hostelería de España, Castilla y León y Segovia, Estrella Torrecilla expresó que “nunca se van poder compensar las pérdidas del sector ni por la Junta ni por el Gobierno de España, ni por Europa porque son miles de millones de euros”. No obstante, entre las medidas presupuestadas por la Junta se está intentando aplicar las máximas ayudas posibles. De los 20 millones presupuestados están pagados más de 12 millones, por encima del 55 por ciento, según los datos aportados por la directora general.


Torrecilla explicó que, antes de la pandemia, la Dirección General de Turismo sacaba adelante entre 300 y 400 solicitudes al año y ahora son más de 20.000. “Una tramitación masiva”, aseguró, que es posible gracias a la incorporación de un nuevo programa informático, que les permite sacar adelante 400 solicitudes a la semana, que era lo que antes tramitaba en un año.

Bonos turísticos para la temporada baja

La Consejería también va a sacar de forma inmediata una línea de ayudas de dos millones de euros exclusiav para las agencias de viajes, así como los bonos turísticos, que van a ocupar el tramo entre finales de septiembre hasta el 31 de mayo de 2022. Torrecilla explicó que será esta época de baja turística porque, según sus estudios, “las cifras de recuperación, de reservas turísticas son buenas en julio y muy buenas en agosto”.


Los turistas nacionales y los propios ciudadanos de la Comunidad que hagan turismo en Castilla y León podrán disfrutar de un descuento del 50 por ciento de los gastos y si lo tramitan a través de una agencia de viajes, del 60 por ciento.


“La mejor ayuda es dejar trabajar, que la reactivación de los negocios se produzca lo antes posible”, subrayó la directora general de Turismo, que añadió que la vacunación está haciendo su trabajo y las administraciones tienen que ver, con los datos en la mano, “la mejor manera” para que esto se produzca cuanto antes y “hacerlo de una manera muy rápida”.


Según Torrecilla, la luz al final del túnel “cada vez es más grande, más amplia” porque “al borde de una recuperación no de pleno en el muy corto plazo porque hay gente que se ha quedado por el camino, que tienen que empezar casi casi de cero”. La directora subrayó que harán “lo posible y lo imposible” para aportar otro tipo de ayudas, además de las económicas, para que “los negocios se abran lo antes posible”.


En su intervención, Estrella Torrecilla agradeció al sector turístico y hostelero sus aportaciones a la Junta, para hacerles ver “dónde no llegamos”, gracias a “sapiencia, trayectoria de muchos años” para decirles “cómo se podía recuperar el sector”. Desde su departamento, agradeció “la ayuda especial y la colaboración” de la Federación Regional de Hostelería de Castilla y León, así como las asociaciones de Turismo Activo, albergues, campings, guías de turismo para “sacar las mejores medidas para salir lo antes posible”. Una colaboración que se mantiene actualmente para adaptar en Castilla y León, el protocolo para las bodas y los banquetes.