Ganas de verano, pero con pocas reservas vacacionales
Brágimo / ICAL . Agencia de viajes ALILA de Palencia

Ganas de verano, pero con pocas reservas vacacionales

La Asociación Palentina de Agencias de Viajes y la Unión de Consumidores emiten una serie de recomendaciones y consejos para evitar sustos a la hora de planificar los viajes
|

David Herrero / ICAL

El buen tiempo, el levantamiento de las restricciones y las ganas de desconectar en los meses de verano están provocando un aumento del interés por los destinos vacacionales. Se están produciendo “llamadas y visitas para solicitar información, más que para realizar reservas”. Una tendencia que se reproduce de igual manera en toda la Comunidad, aunque a un ritmo muy dispar en el conjunto del país.


La presidenta de la Asociación Palentina de Agencias de Viajes (APAV), Mónica Blanco, afirma a la Agencia Ical que “llevan dos semanas con más movimiento, pero no se están cerrando reservas. No se formalizan tantos contratos como visitas y llamadas que se están atendiendo”. La gente tiene “muchas ganas, pero hay que organizar el viaje y prever posibles problemáticas ante la situación actual”.


Reconoce que cada cliente sigue buscando “lo de siempre y no ha habido grandes variaciones”. Es decir, los clientes siguen solicitando los destinos y los viajes de temporadas pasadas. Aun así, añade que los palentinos tienen interés por las islas, pero la necesidad de pruebas PCR o de antígenos hacen que el destino sea más complicado, en especial, para las familias con niños. 


Tal es así que, las propias agencias de viajes “no lo están recomendando al ser un proceso costoso para la familia, desagradable y con la posibilidad de que pueda aparecer un testo positivo en destino”. Aun así, todo puede cambiar en relación a las condiciones de entrada de los turistas nacionales.


Precios y cancelaciones

Señala que se ha notado que “justo cuando cayó el confinamiento comenzaron a subir los precios”. Los hoteles y las centrales de reserva “observan el movimiento y el aumento del interés por viajar, por lo que los precios están ascendiendo en comparación a lo que hace tres semanas daban las búsquedas de unos hoteles o destinos concretos”. 


En ese sentido, recomienda la contratación de seguros para evitar sustos y males mayores debido a la crisis sanitaria y los posibles inconvenientes. Además, pone el foco sobre las condiciones de cancelación y las tarifas no rembolsables, “muy habituales en páginas web, las cuales no permiten modificar nada”, ya que el usuario se ha beneficiado de un precio “más barato”, tanto para hoteles como compañías aéreas. 


“El cliente tiene que meter la tarjeta de crédito y pagar un billete, mientras que nosotras tenemos negociaciones con las compañías, se reserva la plaza y no se emite hasta 15 días antes de la fecha. Así el dinero no está perdido si se tiene que modificar o cancelar”, aclara.


Por ello, Blanco asegura que “todas estas opciones las sabe una agencia de viajes profesional”, quien recomienda a los ciudadanos que “no las dejen en manos de la suerte y de meter una tarjeta en internet, porque con la suerte puede ser que viajen, pero sin ella puede ser que tengan muchos problemas”.


Recomendaciones

Desde la Unión de Consumidores de Palencia (UCE) piden “prudencia” a todos los ciudadanos a la hora de planificar y reservar sus vacaciones y escapadas, ya que el final del estado de alarma y el levantamiento de las restricciones “no son sinónimo de que la pandemia se haya acabado”, quienes recuerdan “que es necesario seguir con todas las precauciones posibles”.


“Hay que leer la letra pequeña antes de aceptar, sin dejarse llevar por el ansia de viajar”. Ante los posibles cambios e interrupciones en la desescalada, aconsejan que los ciudadanos “hagan reservas que permitan la cancelación gratuita o con opción de modificación de fechas de forma flexible”. 


Además, subrayan la importancia de conservar “toda documentación de publicidad, información previa, contratación y todo aquello en relación a la reserva ante una posible reclamación”.


En relación a la contratación de seguros adicionales, desde la UCE recomendaron “su valoración”, ya que, si el cliente contrata solamente uno de cancelación, en el caso de que el viaje se cancela por fuerza mayor, el consumidor “tendrá derecho a la devolución íntegra del importe abonado por el viaje, sin necesidad de contratar el otro tipo de seguro”. 


No obstante, aseguran que “puede ser aconsejable contratar seguros de viajes con cobertura COVID-19, porque las pandemias siguen estando excluidas”. Aun así, las compañías aseguradoras han ido adaptando sus seguros de viajes, incluyendo el coronavirus como otra enfermedad cualquiera”.


Al mismo tiempo, se han sumado otras coberturas como la prolongación de estancia por cuarentena, gastos derivados de la realización de una PCR o la asistencia de hospitalización, aspecto que cobra “especial relevancia si se viaja al extranjero”.