El PP tacha de “puntilla” la nueva tarifa eléctrica y denuncia que las ayudas directas no llegan por la burocracia
Miriam Chacón / ICAL . Conrado Iscar, Jaime de Olano y parlamentarios nacionales del PP de Valladolid se reúnen con Ángela de Miguel presidenta de la CEOE y con representantes de la misma para hablar sobre la presión fiscal

El PP tacha de “puntilla” la nueva tarifa eléctrica y denuncia que las ayudas directas no llegan por la burocracia

El vicesecretario de Participación y la CEOE denuncian el aumento de la presión fiscal y alertan de que complica la recuperación
|

El vicesecretario de Participación del PP, Jaime de Olano, calificó hoy de “puntilla” la subida del precio de la electricidad que pagan las empresas y autónomos, tras la entrada en vigor el pasado 1 de junio de las nuevas tarifas, al coincidir el periodo de mayor consumo con las horas ‘punta’. Por ello, aseguró que supondrá un aumento de los costes fijos y hará muy difícil a su juicio la supervivencia de muchos negocios, que denunció tampoco reciben las ayudas directas del Gobierno por la burocracia.


De Olano, que mantuvo un encuentro con miembros de la CEOE de Valladolid y el PP en la provincia, alertó de que el aumento de la presión fiscal del Gobierno de Pedro Sánchez a las empresas pone en riesgo la recuperación económica, tras el impacto de la crisis sanitaria del COVID-19.


En ese sentido, el dirigente ‘popular’ advirtió de que el Gobierno está “asfixiando” a las empresas y autónomos, porque explicó que tendrán que hacer frente cuando acaben los ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo), a la devolución de la financiación del ICO (Instituto de Crédito Oficial) y el aumento de impuestos, entre los que incluyó la subida de los precios de la electricidad.


Por ello, Jaime de Olano planteó una reducción de la carga fiscal que sufren las empresas y autónomos, la eliminación de la burocracia, así como el impulso de un mercado único y la productividad. A ello, añadió la inyección de los fondos europeos para la reconstrucción del país en proyectos transformadores, como puede ser la digitalización, la transición ecológica, pero también otros para que lleguen a los pueblos, donde denunció los peajes en autovías y carreteras nacionales les perjudicará.


De esta forma, el dirigente ‘popular’ aseguró que las propuestas del PP serán llevadas al Congreso de los Diputados a través de iniciativas parlamentarias, porque insistió más allá de las ayudas directas de la Diputación de Valladolid y otras instituciones las del Gobierno no han llegado a los sectores más afectados. Aseguró que las empresas no han recibido ni un euro por los controles y trabas que establecen las ayudas de 11.000 millones anunciadas por Pedro Sánchez.


Además, Jaime de Olano defendió la eliminación del Impuesto de Patrimonio, que aseguró no existe en los países del entorno europeo, así como el de Sucesiones y Donaciones, que se encuentra en la práctica suprimido en la Comunidad gracias -dijo- al gobierno de Alfonso Fernández Mañueco. Sobre este tributo indicó que no genera recaudación y obliga a renunciar a los ahorros o bienes que dejan los padres a sus hijos. Esto, dijo, ya lo han planteado en la cámara baja, pero lamentó ha recibido el rechazó “pertinaz” del Gobierno y sus socios.


También, el presidente del PP de Valladolid, Conrado Íscar, destacó que en la jornada de trabajo con el dirigente nacional de su partido han podido contraponer las dos formas de gobernar de los ‘populares’ y del PSOE, ya que denunció el Gobierno tiene “abandonada” a la provincia.


Además, censuró las políticas del Ejecutivo de Pedro Sánchez, que aseguró son un “corta y pega” de las del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, porque las ayudas directas no llegan a las empresas y autónomos y se aplica una “presión fiscal insostenible”. También reclamó una mejor financiación para los ayuntamientos, por ser las instituciones a las que acuden los ciudadanos en problemas.


Empresarios


La presidenta de la CEOE de Valladolid, Ángela de Miguel, expresó la preocupación de los empresarios por el aumento de la presión fiscal en una situación económica complicada y expuso que se hace hincapié en los que pagan impuestos, porque no forman parte de la economía sumergida, cuando a su juicio se debería hacer “presión” sobre esta parte para obtener recursos, ya que supone además una “competencia desleal”.


De Miguel remarcó que el aumento de la presión fiscal obliga a algunos empresarios a optar por la economía sumergida ante una situación complicada. Por ello, aprovechó para reclamar la aprobación de ayudas directas que se otorguen con agilidad para los sectores que han sufrido las restricciones de la pandemia e invitó a aprovechar la oportunidad que suponen los fondos europeos, por ser una “palanca” o “herramienta” para transformar el país.