La USAL fomenta el reciclaje de dispositivos eléctricos y electrónicos con puntos de recogida en todos sus campus
Presentación del proyecto 'Reconecta USAL'

La USAL fomenta el reciclaje de dispositivos eléctricos y electrónicos con puntos de recogida en todos sus campus

La iniciativa, que ha partido de la Clínica Jurídica de Acción Social, se coordina desde la Oficina Verde y cuenta con la participación de la empresa de economía social Porsiete
|

La Universidad de Salamanca ha presentado esta mañana un proyecto de economía circular, coordinado por la Oficina Verde, que fomenta el reciclaje de dispositivos eléctricos y electrónicos. “Reconecta la USAL”, surgido de la iniciativa de la Clínica Jurídica de Acción Social, se pone en marcha este mes de junio en 25 centros de todos los campus de la Universidad de Salamanca para que el personal docente e investigador, estudiantes y personal de administración y servicios puedan depositar pequeños dispositivos eléctricos y electrónicos (como móviles, tablets, secadores de pelo y cargadores) en los 28 puntos de recogida. A partir de ese momento, la empresa Porsiete, especializada en gestión de residuos, se encargará de su clasificación, valoración y tratamiento, que permitirán su reparación, desmontaje o gestión de sus componentes, en función de su grado de reaprovechamiento.

La vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad, Celia Aramburu, ha sido la encargada de presentar “Reconecta la USAL”, cuya puesta en marcha coindice con el Día Mundial del Medio Ambiente, que se conmemora el 5 de junio. Junto a ella han intervenido la estudiante de Ciencias Políticas y Administración Pública Carmen María Rodríguez, en representación de la Clínica de Acción Jurídica, y Pilar Rodríguez, socia fundadora de la empresa Porsiete.

En una primera fase, la Oficina Verde distribuirá 28 puntos de recogida en 25 centros de la universidad de los municipios de Salamanca y Villamayor, a los que se sumarán otros 15 en Zamora, Ávila y Béjar más adelante. En ellos, los universitarios podrán depositar los dispositivos, que serán retirados una vez al mes por Porsiete. Pilar Rodríguez, socia fundadora de la empresa, ha explicado la importancia de reaprovechar materiales como el plástico y los metales, y que en esas tareas participarán personas con discapacidad. Los beneficios económicos obtenidos de la valorización de los equipos reparados y de sus componentes serán entregados a una entidad de carácter social que designa la Universidad de Salamanca al término del programa, previsto para los próximos 12 meses.

Celia Aramburu ha subrayado “el marcado carácter integral e integrador del proyecto”, agradeciendo a la Clínica Jurídica la iniciativa y a la Oficina Verde su desarrollo. Por su parte, Carmen María Rodríguez ha explicado el origen de “Reconecta la USAL”, que la Clínica Jurídica apoyará con una campaña de comunicación para animar a la participación.

'Destapona la USAL'


La presentación de “Reconecta la USAL” ha coincidido con el cierre de un proyecto anterior de la Oficina Verde, “Destapona la USAL”, que se ha desarrollado con idéntico mecanismo y que ha permitido recoger 3.557 kilogramos de tapones de plástico para su reciclaje. Con los beneficios obtenidos, la Universidad de Salamanca ha entregado esta mañana un cheque de 500 euros a Elena Rodríguez, presidenta de la Asociación de Vecinal Huerta Otea. El dinero se empleará en acciones de concienciación medioambiental entre los niños y jóvenes del barrio.


Reciclaje usal 2

María Elena Rodríguez, Pilar Rodríguez Sánchez, Celia Aramburu y Carmen María Rodríguez en la presentación del proyecto 'Reconecta USAL'