Los hosteleros celebran el paso a fase 2 en toda Castilla y León ya que "repercutirá en la economía de pueblos y ciudades"

Los hosteleros celebran el paso a fase 2 en toda Castilla y León ya que "repercutirá en la economía de pueblos y ciudades"

El presidente de la Confederación de Hostelería y Turismo manifiesta su preocupación por el ocio nocturno y pide ayudas concretas para este sector
|

El presidente de la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León, Fernando de la Varga, celebró hoy la decisión de la Junta de Castilla y León de pasar al nivel de alerta 2 del ‘semáforo’ en todas las provincias, ante la evolución favorable sanitaria y epidemiológica. En este sentido, De la Varga agradece a la Administración esta decisión y afirma que es una noticia “muy positiva”, que repercutirá en la economía de pueblos y ciudades de la Comunidad.


Según informó hoy el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, a partir de este fin de semana el interior de los bares y restaurantes amplía su horario hasta la una de la madrugada y las terrazas hasta las dos, en función de la ordenanza municipal. Sin embargo, no se podrá consumir en barra y el ocio nocturno permanecerá cerrado.


En declaraciones a la Agencia Ical, De la Varga manifestó su “alegría” por esta ampliación de los horarios en el interior, y asegura que para el sector la luz “comienza a ser superior”. En este punto suscribió las palabras de Igea y recordó que hay que “seguir siendo responsables”, porque la pandemia “no se ha acabado”. “Cuando el sector no sigue siendo responsable, corremos el riesgo de retroceder, cuando el objetivo tiene que ser ir avanzando de una forma escalonada y rápida”, añadió.


Asimismo, también expresó su “tristeza” por la situación del ocio nocturno. “No tenemos claridad. No sabemos qué va a pasar ni hacia dónde va el devenir las próximas semanas”. Por ello, y recordando que el sector del ocio nocturno es el que más ha sufrido desde 2020 debido a que aún no ha podido abrir, pide al Gobierno regional una “compensación” a las pérdidas que vive este sector desde marzo del pasado año. “Siempre se ha dicho que por parte de la Junta debería haber habido una ayuda concreta y específica para el sector del ocio nocturno y creemos que ahora con mayor medida, porque se sigue quedando atrás en esta situación”.


El presidente de la Confederación de Hosteleros de Castilla y León desconoce si el sector del ocio nocturno podrá retomar su actividad próximamente, y afirma que con el actual ‘semáforo COVID’, tendría “complicado abrir en un plazo razonable de tiempo”. Al respecto, recordó que el ocio nocturno “no es botellón ni fiesta”, sino algo que demanda tanto la sociedad española como los turistas. “España ofrece alternativas de ocio que otros países no. Si no compensamos esa parte de ocio cultural, difícilmente vamos a poder recibir turistas”, dijo.


Por otro lado, y en relación a lo que supondrá este paso al nivel 2 de alerta, De la Varga recuerda que permite el aumento de participantes en eventos culturales y sociales, lo que también repercutirá en la economía de las ciudades y sus pueblos. “El hecho de sacar más gente a la calle puede provocar un mayor consumo en la hostelería, comercio o en el devenir de cualquier ciudad”.


Además, afirma que la apertura de las barras está “más cerca”, y la postura del sector será de continuar “apretando” tanto a la Junta como al Gobierno central para lograr una mayor rapidez en la vacunación, porque esta es una de las claves de ese descenso. Asimismo espera que con la llegada del verano comience a notarse esta mejora, puesto que desde que finalizó el estado de alarma la Comunidad no se ha visto favorecida por la climatología y no se ha podido apreciar tanto esa mejora.