El alcalde de Valladolid achaca el aumento de la incidencia acumulada a la "relajación" de los "más jóvenes"

El alcalde de Valladolid achaca el aumento de la incidencia acumulada a la "relajación" de los "más jóvenes"

|

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha señalado este jueves que el hecho de que los datos de incidencia acumulada del coronavirus en la ciudad "no sean todo lo buenos que gustaría" se debe a la "relajación" de la población "más joven", si bien ha matizado que la situación ya no es como en meses pasados pues con el avance de la vacunación la presión hospitalaria ha descendido.



Así lo ha señalado Puente este jueves al ser preguntado por los indicadores de la pandemia del COVID-19, que muestran un crecimiento de la incidencia acumulada en las últimas semanas, hasta volver a superar los 150 casos por 100.000 habitantes (175 este miércoles).


Aunque el alcalde ha vinculado ese incremento con que "en la población más joven hay más relajación", ha matizado que gracias al avance de la vacunación la situación ahora "es distinta" y pese a que la incidencia acumulada presente tendencia al alza la presión hospitalaria ha descendido y la situación en las UCI ha mejorado.


De hecho, se ha mostrado convencido de que "a medida que se vaya aumentando el numero de vacunados vamos a ver como desciende de nuevo la incidencia".


Además, ha añadido que las autoridades sanitarias "trasladan" que los casos que se producen en las últimas semanas se deben en muchos casos a "brotes localizados", por fiestas o por contactos en el entorno familiar, de modo que se trata de una incidencia "que no está descontrolada".


En cualquier caso no ha querido ser "categórico" al ser preguntado sobre si ya se dejarán atrás medidas y restricciones como el uso de la mascarilla, pues ha reconocido que "con un año y pico de experiencia sobre la pandemia" ha aprendido a no tomar las cosas "a la ligera" ni a "aventurar pronósticos", pues ha reconocido que se ha equivocado en alguna ocasión.


Eso sí, ha insistido en que espera que a finales de julio el volumen de población vacunada esté "por encima incluso de lo previsto" y, como ya se observa en países que han avanzado más en la inmunización, la evolución será positiva.