Detenido un hostelero del Barco de Ávila por distribuir cocaína en más de diez localidades

Detenido un hostelero del Barco de Ávila por distribuir cocaína en más de diez localidades

|

La Guardia Civil detuvo a un empresario de la hostelería del Barco de Ávila, como presunto autor de un delito contra la salud pública, y desmanteló una vía de introducción y distribución de cocaína en más de diez localidades de la comarca del Barco-Piedrahita (Ávila).


Según informaron hoy fuentes del instituto armado, a principios de este año llevó a cabo una serie de investigaciones para verificar su existencia, lo que llevó a la apertura de la operación 'Lata', de acuerdo al Plan Operativo de respuesta policial al tráfico minorista y consumo de drogas en zonas, lugares y locales de ocio y diversión.


Las actuaciones permitieron a la Guardia Civil tener sospechas fundadas de que un empresario del gremio de la hostelería y restauración de la localidad del Barco de Ávila estaba realizando actividades ilícitas relacionadas con la venta de drogas, aprovechando su actividad laboral para delinquir.


Entonces, se comprobó que efectivamente este hostelero se dedicaba diariamente a vender drogas, principalmente cocaína, en la modalidad conocida como “menudeo”, y distribuirla en su localidad de residencia y poblaciones próximas, de entre las cuales, las de Piedrahita, Villafranca de la Sierra, Becedas, El Losar, Hoyo del Espino, Navalperal de Tormes, Navatejares, San Lorenzo de Tormes o La Aldehuela.


La operación se dio por finalizada el pasado 28 de mayo, con la detención de esta persona durante el registro domiciliario practicado, donde se incautaron 132 “papelinas” de cocaína ya preparadas para su posterior venta de aproximadamente un un gramo de peso cada una, un envoltorio de plástico conteniendo 15 gramos de cocaína, 48 gramos de hachís ya envasados, 43 gramos de marihuana también envasados, una báscula de precisión, dos hojas con anotaciones haciendo alusión a deudas contraídas por los consumidores, medicamentos con distintos principios activos para adulterar e incrementar el peso de la cocaína y así obtener un mayor beneficio económico, numerosas bolsas mono-dosis destinadas para envasar futuras dosis y 3.555 euros procedentes de esas ventas.


Esta investigación policial fue desarrollada por el EDOA (Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga) perteneciente a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ávila siendo auxiliados durante la fase de explotación por el Equipo Roca de la Guardia Civil de Arévalo, Seguridad Ciudadana de Barco de Ávila y el Servicio Cinológico de Valladolid.


Con esta operación se ha logrado erradicar más de diez puntos de venta de sustancias estupefacientes en la comarca abulense.