Auvasa denuncia un absentismo del 20% durante la pandemia por el coronavirus
Álvaro Fernández Heredia

Auvasa denuncia un absentismo del 20% durante la pandemia por el coronavirus

|

Desde junio del 2020, el absentismo del personal de conducción de AUVASA ha aumentado hasta alcanzar valores cercanos al 20%, lo que supone un grave riesgo para la prestación del servicio en los adecuados términos de calidad y de volumen de oferta, provocando la necesidad de contratación extraordinaria de, al menos, cuarenta conductores/as.


Esta situación se ve agravada en verano, coincidiendo con el periodo vacacional de los conductores, que requiere realizar aún mayores contrataciones. Este nivel de absentismo tan elevado y sostenido en el tiempo, que duplica la media de los últimos 10 años, compromete el servicio de AUVASA, siendo un punto crítico para recuperar servicios como el búho, garantizar los refuerzos que se realizan con motivo del COVID o la posibilidad de servicios especiales; sino se llevan a cabo mayores contrataciones, para lo cual es necesario disponer de una bolsa de conductores lo suficientemente amplia.


El mantenimiento del servicio, básico para la ciudadanía, y sobre todo en las actuales circunstancias derivadas de la pandemia, ha motivado un número elevado de contrataciones, lo que ha provocado el agotamiento de las listas de espera de las anteriores convocatorias de personal de conducción, datando la última del año 2015.


Además, en las últimas semanas, AUVASA ha consolidado el empleo de 57 conductores/as, que hasta el momento disponían de contratos temporales, lo que ha supuesto la mayor consolidación a empleados fijos (10%) de la historia de AUVASA como clara apuesta por preservar los puestos de empleo en la empresa y reducir la temporalidad. Esta consolidación se ha realizado hasta el límite de lo legalmente permitido por la tasa de reposición, y ha supuesto que 18 personas de las bolsas de empleo anteriores se hayan mantenido con contratos temporales, que seguirán trabajando en la Empresa realizando sustituciones de bajas de muy larga duración.


Ante esta situación de necesidad de realización de nuevas contrataciones, AUVASA ha puesto en marcha una nueva convocatoria para personal de conducción que, a diferencia de las anteriores, se rige conforme al Texto Refundido del Estatuto del Empleado Público, garantizando los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad con el objetivo de que los mejores profesionales del sector se puedan incorporar a la plantilla de AUVASA, y sin que ello suponga un perjuicio para aquellos trabajadores/as que en la actualidad permanecen trabajando en la empresa con contratos temporales y que puedan acceder a esta nueva convocatoria.


Esta convocatoria, y tal y como se pone de manifiesto en diversas sentencias e informes jurídicos al respecto, supone, como es habitual en este tipo de procedimientos selectivos en otras entidades y administraciones, la imposibilidad de mantener otras listas de trabajo derivadas de anteriores convocatorias, como la del año 2015, en las que aún figuran las citadas 18 personas con contratos temporales por bajas de larga duración, que en ningún momento van a ser rescindidos por la publicación de la nueva convocatoria.


Por lo tanto, no es cierto que estas 18 personas vayan a ser despedidas. Al contrario, en las bases de la nueva convocatoria se tiene en cuenta de forma positiva su experiencia en la empresa como criterio de valoración de méritos y están exentas de la realización de la prueba práctica del proceso selectivo. Conciliando así la valoración de sus méritos propios con el obligado derecho constitucional al acceso al empleo en el sector público del resto de profesionales.


Sin embargo, por parte del Comité de Empresa, se ha manifestado una oposición a esta convocatoria, a pesar de estar a su disposición los informes jurídicos al respecto y de las propias bases desde hace meses, conocer las circunstancias que la motivan desde finales del pasado año y haberse tratado el tema en numerosas reuniones monográficas con la Dirección de la empresa.


En este sentido, y a pesar de conocer la gravedad de la situación en relación con la necesidad de realizar contrataciones para mantener la prestación del servicio, no se han aportado propuestas dentro del marco legal por parte del Comité de Empresa, que no ha valorado el esfuerzo sin precedentes llevado a cabo por AUVASA no solamente para consolidar los actuales puestos de trabajo, sino para permitir nuevas contrataciones en la actual situación de crisis económica por la que pasa la empresa, con una convocatoria ajustada a principios legales, de igualdad y transparencia, y valorando la experiencia y la situación de las personas que con carácter temporal están trabajando en la actualidad a la espera de la nueva convocatoria.

La dirección de AUVASA, por su parte, ha incorporado todas las sensibilidades que el Comité ha mostrado, poniendo un solo límite: el que delimita la estricta legalidad.


Todas las actuaciones llevadas a cabo por la Empresa se han regido conforme al cumplimiento estricto de la legalidad, fomentando la consolidación del empleo y la creación de nuevos puestos de trabajo, en defensa de sus trabajadores/as y del conjunto de los profesionales del sector, sin contar con el apoyo de la parte social, que solamente ha mantenido una posición de inflexibilidad basada en la imposición de que estas 18 personas, que siguen trabajando en la Empresa, puedan acceder al nuevo proceso selectivo sin necesidad de someterse a una prueba teórica, como el resto de candidatos, o incluso de que puedan ser incluidos en la nueva lista de trabajo sin ni siquiera presentarse al proceso selectivo.


Esta prueba teórica consiste en un test sobre aspectos generales de la red de AUVASA, la normativa de riesgos laborales y el plan de igualdad de la empresa, que son de obligado conocimiento para cualquier trabajador actual de AUVASA, sin que pareciera defendible que fueran exigibles a los candidatos externos sin garantizar la igualdad de trato y oportunidad con los actuales trabajadores temporales.


La única posibilidad de evitar el actual escenario era que la anterior convocatoria de mayo de 2015 regulara la posibilidad de guardar las notas de las pruebas y la convivencia de varias listas. Sin embargo, lejos de ser así, esta convocatoria se reducía a un escueto párrafo y las pruebas realizadas consistieron en una multiplicación y división con decimales más veinte preguntas si/no.


Un informe jurídico realizado por el prestigioso despacho externo e independiente Garrigues ya advertía a finales de 2015 que una futura convocatoria debería ser ajustada a derecho y garantizar unas pruebas adecuadas, así como los principios de igualdad, mérito y capacidad; señalaba también que determinadas prácticas recogidas en el convenio, como la preferencia por los familiares de empleados o la realización de convocatorias exclusivamente internas eran nulas de pleno derecho.


Desde AUVASA se están llevando a cabo las actuaciones necesarias para asegurar el mantenimiento del servicio con una falta de personal de conducción evidente, en base a los principios legales existentes, y con los mecanismos adecuados para mantener los actuales puestos de trabajo.


Cualquier otra medida de fuerza que pueda llevarse a cabo, como una posible convocatoria de paros anunciada en los últimos días por parte de la representación sindical, supone un grave perjuicio para el conjunto de la ciudadanía y del personal de la Empresa en particular, especialmente en el actual momento de crisis derivada de la pandemia en la que todos juntos estamos logrando recuperar la confianza de nuestras personas viajeras.