Clunia, dos veces reconocido en la Bienal de Arquitectura
El equipo de la UVa con un proyecto sobre Clunia seleccionado para el Panorama de Arquitectura y Urbanismo de la XV BEAU-Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo: 'España vaía, España llena. Estrategias de conciliación. Fotografía: ICAL

Clunia, dos veces reconocido en la Bienal de Arquitectura

El codirector del Yacimiento Arqueológico de Clunia confirma que este verano se llevarán a cabo trabajos de sondeo y excavación en los entornos del teatro
|

N.M.J / ICAL


La última intervención llevada a cabo en el teatro Romano de Clunia, ubicado entre las localidades burgalesas de Peñalba de Castro y Coruña del Conde, se enfrentará el próximo 28 de junio en Barcelona a la final del Panorama de Arquitectura y Urbanismo de la XV BEAU–Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo: 'España vacía, España llena. Estrategias de conciliación'. Curiosamente, la primera fase de este proyecto también fue finalista de este reconocimiento en 2011, durante su IX edición. 


La actuación, denominado ‘Intervención en el Teatro Romano de Clunia: Escena y Anticuario’ consiste en “la restauración de la escena del teatro donde estaba el escenario y las columnas que soportaban toda la decoración arquitectónica de la fachada”, tal y como explica uno de los encargados de llevarlo a cabo, el profesor de la ETS de Arquitectura de la Universidad de Valladolid, Miguel Ángel de la Iglesia, que, junto al también profesor Darío Álvarez ha desarrollado este proyecto.


Esta intervención en el teatro romano fue posible gracias a la colaboración de Sagrario Fernández Raga, Laura Lázaro San José, Carlos Rodríguez Fernández, Ana Elisa Volpini Gilabert y Flavia Zelli, quienes forman el equipo LAB/PAP de la ETSAVA; así como los arqueólogos Gerardo Martínez y Francesc Tuset. 


“El proyecto parte de la excavación, documentación e interpretación de cómo era; y luego incluye la restauración y puesta en valor, para que lo encontrado en el teatro se conservara y hacerlo comprensible” , añade. En este punto asegura que para ellos ser finalistas en la Bienal de Arquitectura es “estupendo”, porque es “muy difícil” lograr estar entre los seleccionados y más aún llegar a la final. Por ello, se muestra satisfecho con este reconocimiento a un trabajo que llevan desarrollando desde hace años.


“Es un trabajo de muy largo recorrido, porque llevamos trabajando en Clunia desde 1994”, reconoce De la Iglesia, que afirma que trabajar sobre una runa arquitectónica necesita de una “sensibilidad muy importante” e implica respetar los restos encontrados, conservarlos y contribuir a que la gente los comprenda. “Se ha conseguido reconstruir la forma del teatro para que la gente, además de poderlo usar, pueda darse cuenta de la grandiosidad del edificio”, añade. 


Esta actuación concluyó a finales del pasado verano, con el objetivo de recuperar el espacio y mejorar su funcionalidad, sin embargo, no será hasta este 2021 cuando pueda volver a utilizarse para el tradicional Festival de Verano de Clunia, que celebra su décimo cuarta edición en agosto.


Excavaciones


El pasado 2020, debido a la crisis sanitaria por la pandemia del COVID-19, Clunia no contó con campaña de excavaciones, que solía llevarse a cabo en los meses estivales. Sin embargo, tal y como confirma el también codirector del yacimiento arqueológico de Clunia, Miguel Ángel de la Iglesia, este verano habrá una campaña de investigación en los entornos del teatro. “Estamos estudiando la posibilidad de que el teatro formara parte del límite de la ciudad, y por tanto de la parte de la muralla”, señala. Por ello, se realizarán una serie de trabajos de sondeos y excavación que permitan verificar unas hipótesis que manejan en torno al entorno del teatro romano y su relación con la ciudad. 


“El teatro está ya bastante bien documentado prácticamente en su totalidad, pero lo que nos interesa saber es cómo formaba parte del final de la ciudad. Está justo en el borde, entendemos que tendría que haber una relación entre teatro y límite o muralla. No sabemos muy bien cómo era la muralla de Clunia. Hemos encontrado unas evidencias que implican que podría estar en relación”, añade. De la Iglesia indica además que “si todo va bien” se llevaría a cabo durante los meses de julio, agosto y septiembre.


Por su parte, y en relación al yacimiento, su codirector explica que sigue habiendo actividad investigadora, dado que la excavación extensiva genera “mucho trabajo de laboratorio”, y señala que es “preferible dedicarse a consolidar algunos de los elementos que ya están excavados pero que presentan un deterioro que necesita ser asistido, que provocar restos nuevos que también necesitarían esa restauración”

En este punto afirma que hay mucho material que investigar y documentar, especialmente de las excavaciones que se llevaron a cabo entre 2002 y 2010. Actualmente se está documentando todo lo referente al subsuelo de la ciudad, y en breve saldrá alguna publicación al respecto, que De la Iglesia apunta que será “relevante”.