Ritmo imparable en las donaciones de sangre en Castilla y León

Ritmo imparable en las donaciones de sangre en Castilla y León

Las donaciones de sangre en la Comunidad tuvieron una caída "insignificante" en 2020 y aumento en el primer trimestre de 2021
|

Las donaciones de sangre tanto en Ávila como en el conjunto de Castilla y León experimentaron el año pasado, marcado por la pandemia del COVID-19, una caída "casi insignificante", según confirmó hoy el presidente de la Federación de Donantes de Sangre de Castilla y León, Jesús Murias, pero este año la situación ha mejorado y "los resultados están siendo muy buenos porque no se ha roto el canal de comunicación con los donantes en los pueblos y los centros fijos de donación están funcionando bien".


Murias, que junto a los responsables de las diferentes hermandades y asociaciones de donantes de sangre provinciales participa en unas jornadas de encuentro y reflexión que se celebran tanto hoy como mañana en el hotel Cuatro Postes de Ávila, explicó que "así como el año pasado hasta mediados de marzo iban muy bien las donaciones, cuando surgió el confinamiento solo se mantuvieron para las donaciones los puntos fijos y no se fue a los pueblos hasta finales de abril".


"A partir de entonces, sobre todo desde el verano, comenzaron a subir de nuevo las donaciones y los resultados finales de 2020 no fueron desastrosos, todo lo contrario, pues la bajada que hubo fue casi insignificante, de menos de 100 bolsas por provincia, e incluso en Soria y El Bierzo subieron", añadió.

En el caso de Ávila, según precisó el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre, Alejandro Reveriego, bajó un poco y agradeció al Lienzo Norte, que se brindó a colaborar con el Centro de Hemoterapia abriendo un punto fijo al que acudía mucha gente a donar, incluso de los pueblos, pese a la incertidumbre y el miedo.


De esta forma, el año pasado se consiguieron más de 5.000 bolsas de sangre y este año quiren llegar a las 6.000. "La cosa ha empezado bien con un aumento importante en el primer trimestre", subrayó Reveriego, quien manifestó su deseo de que les vacunen a todos cuanto antes para que vuelva la normalidad y puedan acudir a las extracciones para tener un contacto más directo con los donantes.


El presidente de la federación autonómica de donantes de sangre cree que "si todo va bien y desde la Consejería de Sanidad siguen considerando que las asociaciones y hermandades son un puntal para la donación de sangre, porque somos los más cercanos al donante, será un buen año para las donaciones de sangre". Algo a lo que, a su juicio, están contribuyendo las campañas de información, también en las redes sociales para llegar a los jóvenes, cuya respuesta "está siendo muy importante", precisó.


Jesús Murias aprovechó también para pedir de la Consejería y del presidente de la Junta de Castilla y León "el mismo nivel de consideración que recibimos de los ciudadanos y de las instituciones locales y provinciales", al tiempo que reclamó mayor presencia de las donaciones de sangre en las campañas de trasplantes de órganos porque "uno no funciona sin el otro".


En estas jornadas en Ávila, además de apostar por la unificación de mensajes entre las distintas hermandades provinciales y de analizar posibles problemas de comunicación, se está hablando de la importancia del contacto permanente y actualizado con la población, especialmente con los jóvenes, a través de las redes sociales.