La Universidad de Salamanca lamenta el fallecimiento del poeta Francisco Brines
La Reina Sofía entrega el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2010

La Universidad de Salamanca lamenta el fallecimiento del poeta Francisco Brines

El escritor valenciano recibió en 2010 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, concedido por Patrimonio Nacional y el Estudio salmantino
|

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, ha expresado su pesar en nombre de la comunidad universitaria salmantina por el fallecimiento del escritor Francisco Brines, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2010 y último Premio Cervantes.

Ediciones Universidad de Salamanca publicó la antología poética titulada “Para quemar la noche”, de cuya edición crítica se encargó Francisco Bautista, profesor del Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana, quien definió a Brines como “un clásico contemporáneo y un poeta imprescindible”. Bautista explicó que “su poesía traza una honda interrogación sobre el sentimiento del tiempo, sobre la destrucción o la fugacidad de la experiencia, pero no deja de levantar también una intensa celebración de ese mismo placer que está siempre a punto de desvanecerse”.

Estas ideas esenciales en la obra del autor de “La última costa” quedaron reflejadas en esta antología poética. De ahí que “Para quemar la noche” sea una muestra representativa, un reflejo de su trayectoria, una selección extensa y cuidadosa de todos sus libros con la que se ofrece “una imagen cabal y amplia de la obra de Brines”, así como “un itinerario de lectura”, explicó Bautista.

Licenciado en Derecho, Filosofía y Letras e Historia, Brines fue lector de Literatura Española en Cambridge y profesor de español en Oxford. Miembro de la RAE desde abril de 2001, en la que ocupaba el sillón 'X', la obra de Brines ha sido reconocida con numerosos galardones como el Premio Adonais por “Las brasas” (1959); el Premio de la Crítica por 'Palabras en la oscuridad' (1967), el Nacional de Poesía por “El otoño de las rosas” (1987); el “Fastenrath” de la RAE por “La última costa” (1998), el Nacional de las Letras Españolas (1999) por toda su obra, como el Federico García Lorca (2007), y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2010).