Los auxiliares de Enfermería de las residencias de Diputación exigen una reunión con el presidente Conrado Íscar

Los auxiliares de Enfermería de las residencias de Diputación exigen una reunión con el presidente Conrado Íscar

Tercera concentración este viernes, ante el palacio de Pimentel, para reclamar que no se reduzcan los mínimos asistenciales, con una participación “total” de las plantillas de auxiliares de los dos centros asistenciales, Dr. Villacián y C. Marcelo
|

Los auxiliares de enfermería de los centros asistenciales de la Diputación de Valladolid, exigen una reunión con el presidente Conrado Íscar, para que conozca “de primera mano la realidad de la situación, ya que después de un mes no se ha dignado llamarnos, ignorándonos por completo. Tenemos unos derechos que hay que respetar, así como unos mínimos asistenciales y un personal que hay que mantener, porque es lo que garantiza la atención digna de los residentes”.


Así lo han asegurado los representantes de los sindicatos UGT, CSIF y CC. OO, en la concentración que el personal auxiliar de Enfermería (TCAE) ha mantenido este mediodía, por tercera vez, ante el Palacio de Pimentel, sede de la Diputación, coincidiendo con la celebración del Pleno. “Cada vez somos más los que nos concentramos, y esta vez nos hemos juntado todo el personal, que sumamos unos 150, salvo los que estaban trabajando en el turno. Tienen que sentarse a escucharnos”, indican.


Lamentan que los responsables de la Diputación no quieran recibirles, pese a haberlo solicitado, expresamente, por varias vías. “Es un gesto muy negativo, que rompe con la tradición de diálogo existente en esta institución provincial. No hemos notado ninguna voluntad de diálogo”, dicen.

   Insisten en que el presidente de la Diputación “no conoce la realidad del personal que hay, ni de dónde parte, ni la diferencia que hay entre lo que es la ratio o el mínimo asistencial, imprescindible para ofrecer una atención de calidad digna”.


Los mínimos que handejado en algunas unidades, por poner algún ejemplo, puede suponer que un auxiliar de enfermería tenga cinco minutos y medio por residente para levantarle, asearle y llevarle a desayunar. “¿Esto es calidad asistencial?”, explican y preguntan los sindicatos.


“Se está deteriorando la calidad asistencial de los residentes, porque han bajado los mínimos sin el consenso con los trabajadores, escudándose en medias verdades como que hay menos residentes (van a ir ingresando más y no se justifica esa bajada), pero olvidándose de cuestiones como que el personal auxiliar está realizando tareas que no le compete, como camareras o funciones de lavandería”, afirman los sindicatos.


Remarcan que la realidad de los datos es que en el centro Dr. Villacián, en Geriatría, en vez de los 87 que dice Diputación que hay, “nosotros contamos 70 auxiliares. En plantilla debería haber 78 auxiliares. ¿Dónde está ese personal?  Falta por sustituir 3 reducciones de jornada, 3 comisiones de servicio o 4 vacantes por jubilación”.


En la residencia C. Marcelo, “donde la Diputaciónve 74 auxiliares de Enfermería, son 69, más las 5 encargadas de planta que sí son auxiliares, pero no tienen atención directa al residente en sus funciones. Además, actualmente, trabajando, hay 59 auxiliares de Enfermería en el centro, incluidas las encargadas, y tenemos pendientes por sustituir 4 vacantes por jubilación, 4 bajas por enfermedad y 3 comisiones de servicio”.