Izquierda Unida, al lado de los ganaderos zamoranos en la lucha contra las macrogranjas de Zamora
Foto: ICAL

Izquierda Unida, al lado de los ganaderos zamoranos en la lucha contra las macrogranjas de Zamora

|

Izquierda Unida de Benavente apoya la concentración del próximo domingo día 23 para exigir al gobierno regional que apruebe una moratoria a los proyectos de ganadería industrial, que frene las autorizaciones de nueva instalación y las ampliaciones de las existentes, y que trabaje en un plan estratégico que evalúe los efectos no sólo medioambientales, sino económicos y demográficos.


Para IU, y quizá aprovechando el periodo pandémico, "no han dejado de crecer las licencias de ganadería industrial, sobre todo porcina con las licencias para macrogranjas en la provincia de Zamora y en general también en el resto de la comunidad y  del país". Por tal motivo consideran "importante" el recurso de la movilización para que estos proyectos no den la puntilla a nuestra provincia con cifras alarmantes en despoblación.


"Lo cierto es que no dejan de publicarse en el Bocyl proyectos de nueva instalación y ampliaciones de los ya existentes, la mayoría de estas últimas con modificaciones que dicen llamarse no sustanciales. De la supervisión autonómica sobre la gestión, el control y vigilancia,  la extracción de agua o la gestión de  los purines y sus lixiviados no tenemos noticias" recalca Manuel Burón.


Además, el 92% de las emisiones de amoníaco en España son originadas por la ganadería industrial y siguen aumentando, al contrario que el resto de  Europa. Motivo por el que la Comisión Europea ha denunciado reiteradamente a España por exceder sus emisiones de amoniaco un 39% sobre el umbral establecido.


Para IU, en momentos como los actuales en que la salud pública debiera ser un tema prioritario, parece que se está aprovechando para dar manga ancha a proyectos que inciden en la contaminación de acuíferos y la emisión de gases efecto invernadero, sin olvidar las bacterias resistentes a los antibióticos que generan este tipo de explotaciones como son las macrogranjas.


 "Y proyectos que sin duda incidirán negativamente en las  bondades que tiene nuestra provincia,  pues aumentará la  contaminación, propiciando que se  acelere aún más la despoblación y causará nefastos efectos para el turismo. Porque estos proyectos no son alternativas de la economía de la zona, ni fijan población. Al contrario, suponen una merma de calidad de vida, al generar problemas tan graves como malos olores y nitrificación del agua de  abastecimiento público. Razones para luchar contra su instalación", finaliza IU en un comunicado.