Investigado un joven de 28 años por matar a perdigonazos dos cuervos en Las Merindades
Archivo - Cuervos muertos por impacto de perdigones. - GUARDIA CIVIL - Archivo

Investigado un joven de 28 años por matar a perdigonazos dos cuervos en Las Merindades

Capturar o abatir a ejemplares de cuervo (Corvus corax) está prohibida infringiendo los criterios establecidos en la Ley de Caza de Castilla y León.
|

La Guardia Civil ha investigado la comarca burgalesa de Las Merindades a un joven de 28 años con iniciales C.F.S. como por matar presuntamente dos cuervos (Corvus corax) con una carabina de aire comprimido.


Según ha informado el Instituto Armado, los hechos se observaron días atrás con motivo de una inspección por parte del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) a una explotación ganadera. En el exterior de la granja dedicada al vacuno se encontró un vehículo todo terreno en cuyo maletero estaban cadáveres de sendas aves, por lo que se requirió la presencia del titular en el lugar, que fue identificado.


Ambos ejemplares presentaban a simple vista orificios en entrada en la cabeza que casaban con los producidos por el impacto de un perdigón de plomo o similar.


En el asiento correspondiente al lugar del copiloto se halló una carabina de aire comprimido del calibre 4,5 milímetros, con su correspondiente numeración, y en la guantera una caja de perdigones del mismo calibre.


El dueño no pudo acreditar su lícita tenencia al carecer de la documentación necesaria y la tarjeta de armas expedida por el ayuntamiento correspondiente, por lo que fue intervenida junto con la munición.


Los cuerpos de los córvidos han sido entregados en el Centro de Recuperación de Animales Salvajes de Burgos, donde la necropsia practicada ha facilitado que presentaban cinco y dos impactos de perdigón, respectivamente.


INFRACCIÓN DE LA LEY DE CAZA


Estos indicios apuntan, según las mismas fuentes, la muerte de forma violenta mediante disparos de carabina de aire comprimido, a pesar de que capturar o abatir a ejemplares de cuervo (Corvus corax) está prohibida infringiendo los criterios establecidos en la Ley de Caza de Castilla y León.


Las carabinas accionadas por aire u otro gas comprimido pertenecen a la cuarta categoría conforme a lo estipulado en el actual Reglamento de Armas. Como toda arma deben estar documentadas con una tarjeta de armas que las acompañará siempre fuera del domicilio.


Estas autorizaciones las conceden los alcaldes de los municipios donde se encuentren avecindados o residan los solicitantes, que deberán tener cumplidos los 14 años, presentar el Documento Nacional de Identidad y acreditar la conducta y antecedentes de los mismos.