Un brote de COVID en la Oficina de Recaudación de Ponferrada obliga a restringir el acceso y a suspender citas previas

Un brote de COVID en la Oficina de Recaudación de Ponferrada obliga a restringir el acceso y a suspender citas previas

|

En la Oficina de Recaudación de Ponferrada se ha registrado un brote de COVID 19, concretamente un episodio de cuatro trabajadores que han dado positivo, según informa el ayuntamiento ponferradino.


Desde el mismo momento en que se detectó el primero de los casos se decretó el aislamiento de todas las personas de la oficina para tener el foco controlado y evitar la propagación de la COVID 19.


En este sentido, el Ayuntamiento de Ponferrada ha seguido rigurosamente el plan de prevención de COVID 19 aprobado en mayo de 2020 y avalado por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales. En él destacan las medidas de uso obligatorio de mascarilla, respeto de la distancia de seguridad y colocación de mamparas de separación entre puestos de trabajo, así como el control de accesos, y, en el caso concreto de la Oficina de Recaudación, limitando la asistencia de público, que se realiza de forma escalonada y con cita previa.


Además, en esta oficina se han anulado las citas previstas para la semana entrante, llamando personalmente a cada uno de los usuarios que tenía cita concertada y se espera que en una semana el Servicio de Recaudación pueda reanudar su actividad con total normalidad.