​Suárez-Quiñones asegura que la única moratoria que quiere la Junta es la exclusión del lobo como especie protegida
El consejero de Fomento y Medio Ambiente Juan Carlos Suárez-Quiñones participa en la XII Jornada Nacional sobre Trashumancia en Navarredonda de Gredos (Ávila)

​Suárez-Quiñones asegura que la única moratoria que quiere la Junta es la exclusión del lobo como especie protegida

El consejero de Fomento explica que desconocen la postura concreta del Gobierno, pero no admitirán “nada que no sea retirar la intención de incluir al lobo en el listado”
|


El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, explicó hoy jueves en Navarredonda de Gredos (Ávila) que la única moratoria que esperan del Gobierno en relación al lobo es la de su no inclusión en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre). Después de hacerse público que el Ministerio de Transición Ecológica y Reto demográfico aprobó una moratoria en relación a la orden de protección.


Suárez-Quiñones aseguró que desconocen exactamente en qué consiste esa moratoria, pero que en cualquier caso “Castilla y León y las otras diez comunidades no vamos a admitir nada que no sea retirar la intención de incluir al lobo en el listado”.


“La moratoria tiene que ser desde la no orden ministerial de inclusión”, remarcó a preguntas de los medios el consejero, quien incidió en que, siendo así, seguirán ofreciendo su colaboración “en el marco de la Estrategia Nacional del Lobo de 2004” para “trabajar todos juntos a favor de la mejor gestión con las partes implicadas”. Por el contrario, “si es una moratoria en disposición transitoria publicando la orden e incluyendo al lobo en el Lespre no vamos a estar en absoluto de acuerdo”, avanzó.


Suárez-Quiñones aseguró que la inclusión del lobo en el citado listado significa que “los problemas que tiene Ávila con el lobo, de unos mil ataques a la ganadería, se van a extrapolar al norte de la comunidad, donde allí ahora sí puede ser objeto de una gestión vía caza”, algo que “no queremos”, indicó. “Aquí el 25 por ciento de los lobos causan el 75 por ciento de los daños y no queremos exportar ese modelo”, insistió el consejero, quien volvió a incidir en que “si perdemos la ganadería extensiva, perdemos riqueza y perdemos población”, algo que “va a en contra del Reto Demográfico”.