Total desacuerdo e “indignación” con el calendario escolar para el curso 2021-2022

Total desacuerdo e “indignación” con el calendario escolar para el curso 2021-2022

|

La Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de Centros Públicos de Enseñanza de Castilla y León (Confapacal) manifestó hoy su “total desacuerdo e indignación” ante el nuevo calendario escolar publicado por la Consejería de educación el pasado 5 de mayo de 2021. 

“Las familias nos hemos sentido, una vez más, ignoradas y despreciadas. Empezamos a estar cansadas de escuchar a la administración el discurso de que somos miembro imprescindible de la comunidad educativa ante situaciones educativas críticas como las vividas durante el confinamiento, para pasar inmediatamente a ser ‘miembro inexistente’ en la toma de decisiones”, denuncian. 


“Para el desarrollo y aprobación del calendario, no sólo no se nos ha consultado a través de la Confederación, si no que han hecho oídos sordos a nuestra voz como miembros del Consejo Escolar”, censuran en un comunicado recogido por Ical. “El trabajo realizado desde la Comisión de Ordenación fue ninguneado, convirtiéndolo en paripé administrativo, hasta el punto de presentar el calendario después de que ya había sido publicado en la web de la Junta de Castilla y León”, critican. 


En su opinión, el calendario escolar se ha presentado “sin ningún argumento que justifique su diseño, sin ninguna base de principios pedagógicos que validen la organización de sus tiempos educativos”. “Simplemente se ajustan las fechas a festividades religiosas sin tener en cuenta aspectos tan obvios como que el segundo trimestre dispone de 61 días lectivos frente a 49 del tercero”, lamentan.


Asimismo, aseguran que la decisión de que en el mes de septiembre habrá de nuevo horario reducido en Educación Infantil y Primaria provoca un problema de conciliación ante el que las familias no dispondrán de ningún apoyo. “Esta reducción horaria incumple la normativa de base que regula el calendario escolar de modo general, establecida en la Orden EDU/385/2017 de 22 de mayo y a la que se deben supeditar”, apuntan. 


“La Consejería de Educación pública un calendario que es ilegal, que no tiene el apoyo de todos los miembros del Consejo Escolar Regional y que atenta descaradamente contra los principios educativos y de conciliación”, remachan.