Licitado un contrato para la conservación y explotación de varias carreteras del Estado en la provincia de Valladolid por más de 27 millones

Licitado un contrato para la conservación y explotación de varias carreteras del Estado en la provincia de Valladolid por más de 27 millones

|

El Consejo de Ministros ha autorizado la licitación de dos contratos para la ejecución de diversas operaciones de conservación y explotación en carreteras del Estado en Castilla y León, con un valor estimado de 54,75 millones de euros, uno para la provincia de León (27,35 millones de euros) y otro para la de Valladolid (27,40 millones de euros).


Estos contratos, que son dos de los siete que ha aprobado hoy el Gobierno para el mantenimiento de carreteras en varias provincias de España por un valor global de 160 millones de euros, se enmarca dentro del programa de conservación y explotación de carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), que permite mantener la vialidad en la Red de Carreteras del Estado para que sea accesible en adecuadas condiciones para todos los ciudadanos.


Uno de los sectores indicado es el número 2 de la provincia de León, que incluye a la A-66, LE-30, LE-11, LE-20, N-120, N-601, N-630 y N-621, informa el Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El otro sector relacionado es el n úmero 4 de la provincia de Valladolid, que incluye a la A-62, VA-20, VA-30, VA-11, N-122a y N-620.


Modelo de conservación 


El nuevo modelo de contratos de servicios para la ejecución de operaciones de conservación y explotación en la Red de Carreteras del Estado persigue ofrecer un servicio integral de movilidad al usuario, mejorar el estado de la carretera y de la red y optimizar los recursos públicos.


A través de ellos se realizan trabajos de ayuda a la vialidad y conservación ordinaria de las carreteras, para permitir que la carretera y sus elementos funcionales dispongan de las mejores condiciones de vialidad y seguridad posibles.


Además, en algunos contratos se incorporan proyectos específicos de pequeñas obras necesarias para mejorar la funcionalidad de la vía. Así mismo, en el caso de sectores que incorporen elementos funcionales de la carretera, como las áreas de servicio, se recoge la explotación de los mismos.


Con este nuevo modelo se refuerza la orientación hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con los que está comprometido el Mitma, concluye el Comunicado.