​Aranda de Duero recurrirá ante los tribunales la decisión de la Junta de cerrar el interior de la hostelería

​Aranda de Duero recurrirá ante los tribunales la decisión de la Junta de cerrar el interior de la hostelería

|

El Ayuntamiento de Aranda de Duero recurrirá ante los tribunales la decisión de la Junta de Castilla y León, anunciada hoy, de cerrar desde mañana el interior de los establecimientos de hostelería del municipio por la alta incidencia de COVID-19 en la localidad.


El recurso del Consistorio arandino se presentará ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) en las próximas horas, siempre y cuando “la Junta no corrija su decisión” y una vez se conozca exactamente el contenido de la Orden por la que se cerrará el interior de la hostelería en Aranda de Duero.


En declaraciones a Ical, la alcaldesa del municipio burgalés, Raquel González, defendió que el propio cuadro de la Junta de Castilla y León señala que “en los últimos días, se han producido entre ninguno y dos casos diarios” en Aranda, por lo que no terminan de “entender la alerta y el problema” puesto que el brote que ha disparado la incidencia en la localidad “está controlado y circunscrito” a una congregación religiosa residente en un monasterio del municipio.


“La trazabilidad está controlada, se sabe dónde están los casos y esas personas están autoconfinadas”, afirmó González, quien no entiende “qué sentido tiene cerrar el interior de la hostelería cuando esas personas no van a tener, dado su estilo de vida y su situación, ni contacto ni posibilidad de contagiar” al resto de la población del municipio.


La alcaldesa de Aranda de Duero consideró asimismo que “el legislador tiene que interpretar la norma cuando la da” y, por ello, anunció la presentación del recurso contra la Orden de la Junta ante los tribunales, en un documento en el que utilizarán “la jurisprudencia anterior”, que según González “impide tomar las medidas por 15 días y obliga a informar al juez cada semana para que sea él quien vigile la privación de libertad de la actividad económica que supone el cierre del interior de la hostelería”.