​Más de 212.000 contribuyentes de Castilla y León han recibido ya su devolución de la Renta

​Más de 212.000 contribuyentes de Castilla y León han recibido ya su devolución de la Renta

Arranca la confección de declaraciones por teléfono mediante un plan ‘Le Llamamos’
|


La Agencia Tributara ha devuelto a día de hoy 141,7 millones de euros a 212.120 contribuyentes de Castilla y León, lo que representa el 72,5 por ciento de las solicitudes de devolución realizadas por el momento, y el 67 por ciento de los importes a devolver que se han solicitado. A nivel nacional, según datos del Ministerio de Hacienda, se han devuelto 2.542 millones de euros a 3.790.000 contribuyentes, que suponen el 72,5 por ciento de las solicitudes de devolución realizadas por el momento, y el 66,7 por ciento de los importes a devolver.


Por otra parte, la Agencia Tributaria inicia hoy la confección telefónica de declaraciones a través del plan ‘Le Llamamos’, que mantiene el refuerzo de su capacidad dispuesto el año pasado por la pandemia, este año con un diseño que permite atender desde el primer día al mismo perfil de contribuyentes que en la atención presencial en las oficinas, y también a nuevos colectivos que lo necesiten, caso, especialmente, de los perceptores del Ingreso Mínimo Vital (IMV), y todo ello sin necesidad de desplazamientos.


En lo que va de campaña, según se destaca desde Hacienda, está siendo notable el crecimiento de las declaraciones con resultado a ingresar (+25 por ciento hasta la fecha), continuando con la aceleración de estas presentaciones que se viene produciendo en los últimos años. Cabe recordar, en ese sentido, que estos contribuyentes no tienen que realizar los primeros pagos hasta el final de la campaña, con independencia del momento en que presenten la declaración, y que, además, en particular los afectados por regulaciones temporales de empleo (ERTE) con declaraciones a ingresar cuentan este año con una vía adicional de facilitación de liquidez al poder optar por un fraccionamiento del pago en seis meses sin intereses.